Híbridos y Eléctricos

AUDI A3 E-TRON

Adiós al Audi A3 de combustión: solo existirá el A3 e-tron en la próxima generación

Audi convertirá al A3 en un modelo completamente eléctrico en su quinta generación: se basará en una plataforma MEB modificada con capacidad para ofrecer mayor autonomía y potencia de recarga.

Audi a3 e-tron electrico quinta generacion
La quinta generación del Audi A3 no tendrá variantes de combustión, convirtiendo al compacto de la marca de los cuatro aros en un modelo totalmente eléctrico.

Audi está pisando el acelerador en su carrera por poner fin a los motores de combustión interna en 2026. Su estrategia se basa en convertir algunos de sus modelos más importantes en coches exclusivamente eléctricos, en lugar de ofrecer variantes propulsadas por diferentes tecnologías. Así pretende adaptarse al previsible cambio de la demanda de los consumidores con la vista puesta en un futuro totalmente eléctrico. El Audi A3 será uno de esos modelos que únicamente se ofrecerá como eléctrico en su quinta generación.

Así lo asegura una información del medio alemán Automobilwoche, en la que se afirma que el Audi A3 “no tendrá un sucesor con motor de combustión”. Este compacto es un modelo emparentado muy de cerca con el Volkswagen Golf, pero mientras de este si existirá una novena generación que sustituirá a la actual, el fabricante de los cuatro aros tomará un rumbo diferente, esta vez hermanándose con el Volkswagen ID.3.

Al Audi A3 e-tron recuperará el nombre del que en su día fue el primer híbrido enchufable de la marca, que, en este caso sí, tomaba la carrocería y la plataforma del A3 de tercera generación. En la quinta, ya como eléctrico, se basará en la nueva plataforma MEB para vehículos eléctricos del Grupo VAG que estrenó el Volkswagen ID.3 y que también es la base de los coches eléctricos de Cupra y de Skoda.

Plataforma MEB Audi

El Audi A3 e-tron se basará en una versión mejorada y actualizada de la plataforma MEB.

Esta plataforma recibirá cambios sustanciales antes de la llegada del nuevo A3. Andreas Kruger director de la División E-Mobility del Grupo Volkswagen, ha confirmado una futura actualización de la plataforma MEB que sacará más provecho a todos sus componentes. Actualmente el Volkswagen ID.3 Pro S es capaz de alcanzar una autonomía de 550 kilómetros en ciclo WLTP gracias a una batería de 77 kWh de capacidad. Según la información que ha obtenido Business Insider, el objetivo del Grupo Volkswagen es aumentar el alcance que es posible lograr con ella hasta los 700 kilómetros y también está considerando aumentar la potencia de carga de 125 kW a 250 kW, con lo que se reducirían drásticamente los tiempos de espera. Como primer paso, se han introducido los 150 kW para el Volkswagen ID.5.

Además, la actualización incluirá la carga bidireccional un requisito previo para poder utilizar las aplicaciones Vehicle-to-Grid (V2G) y Vehicle-to-Home (V2H) y que, entre otras cosas, permiten cargar otros vehículos eléctricos y utilizar la energía de la batería para alimentar servicios domésticos.

Auto motor und sport informa que el nombre interno para el Proyecto del Audi A3 e-tron es “Audi E3”. Esa misma información sugiere que la próxima generación de este coche obtendrá tecnologías procedentes del Volkswagen Trinity, un proyecto de un coche eléctrico a caballo entre una berlina y un crossover que engloba toda la experiencia de hardware y software de la compañía. Un modelo que llegará en 2026 y que contará con una gran autonomía, tiempos de carga extremadamente cortos y nuevos sistemas de producción llamados a revolucionar tecnológicamente los procedimientos de fabricación del grupo alemán. De hecho, Audi ha confirmado un modelo hermano, el Audi Apollon (nombre de proyecto) que cederá parte de su tecnología al nuevo A3.

plataforma SSP grupo volkswagen

La plataforma MEB será sustituida eventualmente por la plataforma SSP que se convertirá en la única arquitectura del Grupo Volkswagen.

En definitiva, el A3 e-tron será un automóvil altamente digitalizado, en gran parte basado en software, que permitirá a los clientes de la marca habilitar diferentes funciones bajo demanda en cualquier momento. El hardware configurado en el momento de la compra no determinará el vehículo que el propietario obtendrá para el resto de su periodo de propiedad, sino que podrá ser modificado por actualizaciones de software.

El Audi A3 actual, en su cuarta generación arrancó su periodo comercial en marzo de 2020, en el caso de la versión Sportback. La variante sedán llegó un mes después. Según los plazos de amortización de un vehículo la quinta generación no vería la luz hasta al menos seis años después. Será por tanto como muy pronto 2026 el año en el que se presentará el sucesor del actual A3. Sin embargo, en una entrevista con Augsburger Allgemeine, Peter Mosch, presidente del Comité de Empresa de Audi, reveló que la compañía comenzará a fabricar los "sucesores eléctricos de los actuales A3 y A4" en su fábrica de Ingolstadt en Alemania para 2029.

Audi A3 cuarta generación

Audi presentó el A3 de cuarta generación a principios de 2020, por lo que la siguiente generación no llegará antes de 2026.

La planta de Ingolstadt comenzará a fabricar vehículos eléctricos a partir de 2023, con el Audi Q6 e-tron. El Audi E6, sucesor de A6, será el segundo modelo eléctrico que se ensamble allí. A partir de 2025, Audi planea ofrecer el 40% de sus nuevos modelos propulsados únicamente por un tren motriz eléctrico lo que supondrá una oferta de más de 20 vehículos diferentes. Su principal objetivo, para 2030, es vender aproximadamente 19 millones de vehículos eléctricos construidos sobre la plataforma MEB y siete millones sobre la plataforma PPE, que es sobre la que se montan por ejemplo el Audi A6 e-tron y el Audi Q6 e-tron.

Conversaciones: