SALÓN DEL AUTOMÓVIL DE LOS ÁNGELES 2018

El BMW iNext exhibe sus avances en conducción autónoma en Los Ángeles

El BMW Vision iNext concept muestra el aspecto del primer coche eléctrico del fabricante alemán construido sobre sus nuevas plataformas flexibles, que admiten todos los sistemas de tracción y que se adaptan a las nuevas tecnologías de conducción autónoma.

El BMW Vision iNext Concept en el Salón del Automóvil de Los Ángeles 2018.
El BMW Vision iNext Concept en el Salón del Automóvil de Los Ángeles 2018.

BMW muestra estos días en el Salón del Automóvil de Los Ángeles el BMW Vision iNext Concept acompañado por los sistemas autónomos avanzados que el fabricante alemán está desarrollando. La versión de producción de este crossover eléctrico será la primera en utilizar la nueva plataforma de BMW que permite implementar, sobre la misma arquitectura básica y en la misma línea de producción, tecnologías de combustión interna, híbridos enchufables y eléctricos puros.

El BMW iNext ha sido bautizado por la marca como un SAV, "Vehículo de Actividad Deportiva” (Sports Activity Vehicle, por sus siglas en inglés). Su diseño está inspirado en la primera generación del X5 de 1999. Según los expertos de BMW, el estilo de concept refleja el planteamiento del nuevo vehículo solo de forma general, es decir, la versión definitiva seguirá siendo un crossover, mantendrá los grandes ventanales laterales y las superficies transparentes de la parte trasera, pero prescindirá de muchos de los elementos que inicialmente se incluyen en los concept car.

El BMW Vision iNExt Concept es un SAV rodeado de grandes superficies acristaladas

El BMW Vision iNExt Concept es un SAV rodeado de grandes superficies acristaladas.

Plataformas FAAR y CLAR

La firma ha desarrollado dos nuevas plataformas sobre las que construirá todos sus nuevos modelos a partir de 2021. La plataforma FAAR está diseñada para vehículos con tracción delantera y la CLAR para los modelos de tracción trasera y total.

Los modelos eléctricos puros, como es el caso del iNext contarán, de serie, con un tren de tracción montado en la parte trasera. La configuración de los modelos híbridos enchufables será un motor eléctrico que impulsará las ruedas traseras y un motor de combustión montado transversalmente que impulsará las ruedas delanteras. Por último, los modelos de combustión conservarán la tracción trasera clásica de BMW. También se ofrecerán otras opciones como vehículos eléctricos con doble tracción no simultánea y con tracción a las cuatro ruedas permanente.

Interior del BMW Vision iNext Concept

Interior del BMW Vision iNext Concept.

Según BMW, la autonomía de los eléctricos puros de la serie X, que recibirán baterías de mayor capacidad energética, rondará los 725 kilómetros, mientras que sus híbridos enchufables, enmarcados dentro de la serie iPerformance, alcanzarán una autonomía eléctrica de hasta 100 kilómetros.

El objetivo para el que BMW ha diseñado estas plataformas, es alcanzar en 2025 entre un 15% y un 25% de ventas electrificadas incluyendo coches 100% eléctricos e híbridos enchufables.

Conducción autónoma

Sobre estas nuevas arquitecturas, BMW implementará también una nueva plataforma de tecnología autónoma que puede alcanzar hasta un nivel 5, que no requiere la presencia de un conductor en el interior del coche.

En el Salón del Automóvil de Los Ángeles, BMW muestra los tres prototipos de las unidades de procesamiento. En 2021, la versión de producción del iNext contará con el primero de estos sistemas, que alcanza un nivel 3 de conducción autónoma hasta una velocidad máxima de 130 km/h en autopistas. Este nivel no exige la implicación de un conductor, es decir, no requiere tener las manos en el volante, aunque debe estar presente en el interior para tomar el control en el momento en el que el automóvil lo requiera, con un margen de 5 a 10 segundos.

A partir de 2021 BMW arrancará las pruebas de los niveles 4 y 5, con una flota de prototipos. El nivel 4 supone un gran salto respecto al 3 ya que permite conducción autónoma total en casi todas las circunstancias, incluido el tráfico urbano, aunque requiere la presencia de un conductor en algunos escenarios en los que no puede moverse por sí mismo. Por último el nivel 5 representa la conducción autónoma total, sin necesidad de que el conductor esté presente y que, por lo tanto, puede prescindir de elementos como el volante y los pedales.

Conversaciones: