Híbridos y Eléctricos

PROGRAMADO PARA 2026

El proyecto Type 135 adelanta el sucesor eléctrico del Lotus Elise

Lotus está en pleno proceso de renovación y actualización. Su futuro viene marcado por los deportivos eléctricos. Los ingenieros ya trabajan en el sucesor del fantástico Elise, y estos son los primeros datos que conocemos.

FOTO-Portada (1)
El proyecto Type 135 adelanta el sucesor eléctrico del Lotus Elise

Colin Chapman siempre buscó lo mejor para su escudería Lotus. El magnífico ingeniero saltó a la fama no solo por los campeonatos mundiales de Fórmula 1, sino también por los coches de calle que producía. Deportivos puros pensados para disfrutar. El siglo XXI está llamando a las puertas de Lotus, y pronto toca cambio generacional en uno de sus modelos estrella: el Lotus Elise. La clásica firma inglesa ya trabaja en su sustituto, al que por el momento conocemos como Lotus Type 135.

No es la primera vez que oímos hablar de salto generacional en Lotus. De hecho, hace unos meses, ya salió a la palestra el relevo que se plantea en la casa. Cuatro modelos que romperán los esquemas conocidos: dos SUV, una berlina coupé y un deportivo. Hoy toca centrarse en este último, pues todo el mundo espera que sea el primero en llegar. Obviamente, tal y como dictan las nuevas reglas de eficiencia, lo hará con una mecánica 100% eléctrica, pero nada convencional.

FOTO-Cuerpo

Proyecto Type 135

Tampoco es el primer escarceo que Lotus plantea con la electricidad. En 2019 se presentó el Lotus Evija, o proyecto Type 130. Un eléctrico puro de impresionantes prestaciones que tratará de llevar a la marca a un nuevo nivel. 2.000 caballos de potencia con una batería de 70 kWh de capacidad y una autonomía de 400 kilómetros. De 0 a 100 Km/h en apenas tres segundos y velocidad superior a los 320 kilómetros horas. A máxima velocidad, los ingenieros calcularon que el Evija puede agotar sus baterías en apenas siete minutos.

Sobre las bases del Evija se está desarrollando el proyecto Type 135. Obviamente no se espera alcanzar tales prestaciones, pero sí emplear diversos conocimientos aprendidos. Bajo la carrocería se encontrará la plataforma LEVA. Un chasis de alta resistencia y bajo peso que será capaz de afrontar las exigentes condiciones del sucesor del Elise. Gracias a nuevos avances se espera que sea un 37% más ligero que el Lotus Emira.

Las baterías se instalarán tras la cabina en un receptáculo específico. Una geometría algo diferente a lo habitual, pues en esa posición se pierde la ventaja del bajo centro de gravedad y el óptimo reparto de pesos en cada eje. Esas pilas alimentarán a uno o dos motores eléctricos con una potencia total estimada entre los 469 y los 872 caballos. Eso significa que se duplicará o cuadruplicará la potencia del Elise actual.

En cuanto a las baterías que se esperan usar, Lotus apuesta por una pila de 66,4 kWh de capacidad para la versión de acceso. Con ella lograría una autonomía estimada de 480 kilómetros. Más que suficiente para un vehículo de estas características. En cuanto al resto de modelos de la nueva familia de Lotus, algunos podrán llegar a montar una pila de hasta 99,6 kWh de capacidad, lo que les otorgará una autonomía estimada superior a los 700 kilómetros.

FOTO-Cuerpo-2

Proyecto Type 135

Teniendo ya fijada la idea del tren motriz, los ingenieros de Lotus trabajan para crear un coche digno de su marca. La aerodinámica está jugando un papel fundamental en el desarrollo. Los Lotus siempre han ofrecido una mínima resistencia al aire, y en este caso la importancia del rozamiento es más importante si cabe. La electrónica será aliada, y en ese campo se pretende usar la misma tecnología disponible en el Evija, tal y como han confirmado desde la propia marca.

El trabajo de desarrollo se está llevando a cabo principalmente en Inglaterra, aunque con mucho soporte por parte del gigante Geely, pues no hay que olvidar que en 2017 la compañía inglesa pasó a estar bajo el control de la china. Por el momento esto es todo lo que se sabe. También se ha especulado con el precio, y en Lotus están confiados en poder anunciarlo por un precio de salida entre los 95.000 y los 120.000 euros. Un coste muy superior al del Elise actual, aunque las prestaciones son muy superiores. De seguir todos los cauces actuales el Type 135 vería la luz a finales de 2025.

Conversaciones: