Híbridos y Eléctricos

SALÓN DE SHANGHÁI 2019

Renault presenta el City K-ZE, un coche eléctrico económico que podría llegar a Europa

El Renault City K-ZE, su coche eléctrico más barato, ha sido presentado en el Salón de Shanghái en guisa de producción y podría llegar a Europa.

Debuta en China el Renault K-ZE, un coche eléctrico barato que podría llegar a Europa.
Debuta en China el Renault K-ZE, un coche eléctrico barato que podría llegar a Europa.

Renault ha revelado su nuevo coche eléctrico, el City K-ZE, en el Salón de Shanghái. Se trata de un crossover de tamaño pequeño que se convertirá en el coche eléctrico más económico del fabricante francés y se comercializará exclusivamente en China desde finales de 2019.

Además de ser el más barato, el Renault City K-ZE es el coche eléctrico de menor tamaño ofrecido por la marca del rombo, incluso por debajo del Zoe. Con una distancia entre ejes de 2423 mm y un maletero de 300 litros, el City K-ZE se equipara en dimensiones al Twingo. Renault confía en que sus 250 kilómetros de autonomía, acompañados de una capacidad de recarga rápida que puede recuperar el 80% de la batería en 50 minutos, serán suficientes para contentar a aquellos conductores que realicen la mayoría de sus trayectos en un entorno urbano.

El Renault City K-ZE se fabricará en China a través del socio eGT New Energy Automotive como resultado de la joint venture entre la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi y el fabricante chino Dongfeng. Aunque podríamos pensar que este vehículo eléctrico ha sido desarrollado pensando en los estándares y necesidades del mercado chino, donde se comercializará en exclusiva, la marca francesa asegura que “cumple con los estándares de calidad europeos”, por lo que podría comercializarse a nivel global.

renault_k-ze_1

Así es el interior del Renault K-ZE de producción.

Estructuralmente se basa en la plataforma CMF-A de la Alianza, la misma con la que se construye el Renault Kwid, un popular todocamino de similares dimensiones que se vende en el mercado indio. Los planes de Renault pasan por desarrollar esta misma plataforma para hacerla compatible con diversos propulsores, de modo que se puedan satisfacer las necesidades de distintos mercados. Por el momento el fabricante no se ha pronunciado acerca de la posibilidad de llevar este coche eléctrico de bajo coste a Europa.

Conversaciones: