Híbridos y Eléctricos

LLEGARÁ EN 2025

Todo lo que sabemos sobre el Renault 4 furgoneta, la renovación eléctrica de un mito

Además de un SUV eléctrico, el Renault 4 volverá a convertirse en realidad en forma de furgoneta eléctrica, una variante comercial que sucederá al modelo clásico como un vehículo que quedará, por tamaño, por debajo de la Renault Kangoo E-TECH.

Silueta furgoneta electrica renault 4
Silueta de la nueva furgoneta eléctrica derivada del Renault 4.

Renault está decidido a devolver a la historia todos sus iconos. Uno de ellos, el Renault 4, volverá en forma de SUV eléctrico bajo el nombre de Renault 4ever, rememorando una parte importante de su historia. Un modelo que se inspira en el Renault 4 Fourgonette que estuvo a la venta entre 1965 y 1922. De esta furgoneta, en versión eléctrica, también habrá una sucesora de la que Renault ya ha publicado la primera imagen, lo que permite profundizar en su aspecto y recabar toda la información existente.

El ambicioso plan de electrificación de Renault está ya en marcha con el anuncio de los precios del primero de los modelos de esta nueva etapa. El Megane E-TECH supone una apuesta clara del fabricante francés por los vehículos eléctricos convirtiendo su modelo más vendido en un SUV que no estará disponible con motores de combustión. A él pronto se unirá el nuevo Renault 5, un utilitario eléctrico que vuelve para recuperar su ya larga trayectoria.

Después llegarán dos versiones del también histórico Renault 4, una en formato SUV, el 4ever y otra en formato furgoneta eléctrica que completará la gama de vehículos comerciales por debajo de la ya veterana Kangoo E-TECH, un poco más grande y también renovada en 2021. Esta versión compartirá la plataforma CMF-BEV y muchos de los componentes de la variante SUV, incluidos varios paneles de carrocería y muchos detalles del interior. La parte delantera de ambas variantes será idéntica: una parrilla cubierta que alberga tres luces LED de inspiración retro y el nuevo emblema iluminado de Renault.

frontal furgoneta electrica renault 4

La furgoneta y el SUV eléctrico compartirán el frontal, algunos paneles de carrocería y el diseño interior.

A diferencia de otros vehículos comerciales ligeros actuales que han integrado el espacio de carga trasero con formas exteriores aerodinámicas, el Renault 4 furgoneta seguirá las líneas marcadas por su antecesor. El techo de esta zona se elevará a partir de la cabina aumentando el espacio de carga y a la vez creando más resistencia al aire, lo que irá en contra de la eficiencia energética. Sin embargo, las directrices de Renault parea su equipo de diseño han sido priorizar el estilo y la practicidad frente a la máxima autonomía posible en este modelo específicamente ya que se trata de un vehículo cuyo uso será casi exclusivo en ciudad.

La puerta trasera que daba acceso a la zona de carga del Renault 4 empleaba un sistema de apertura poco convencional, ya que giraba sobre su bisagra hacia uno de los lados, mientras que la parte superior giraba hacia arriba. Por ahora no se sabe si esta característica será heredada por su sucesora, aunque es probable que Renault opte por un par de puertas gemelas con apertura hacia los lados, una solución bastante común en los modelos de la competencia.

También es probable que mantenga la distancia al suelo y los revestimientos protectores de plástico de la carrocería del SUV, ya que se trata de aspectos que pueden ser útiles para los profesionales y permiten eliminar la pintura de los parachoques, que es este tipo de vehículos queda muy expuesta a golpes.

Según el director de diseño del Grupo Renault, Laurence van den Acker, tanto el Renault 5 como el Renault 4 serán un poco más grandes que sus antepasados. En el caso del R4, los describe como dos vehículos que “contarán historias del pasado” heredando un lenguaje de diseño independiente del resto de los modelos de la marca francesa, una estrategia similar a la que Ford ha tomado para diseñar en Mustang o el Bronco.

renault 4 furgoneta

En la reedición de la furgoneta eléctrica Renault 4, el fabricante priorizará el estilo y la carga sobre la eficiencia.

El piso plano de la plataforma eléctrica CMF-BEV permitirá que en el interior se pueda aprovechar todo el espacio útil para la carga que se encuentra detrás de los asientos del conductor y del pasajero. Bajo el piso se situará el paquete de baterías que contará con tecnología NCM (níquel, cobalto, manganeso), cuyo precio se acerca a los de los vehículos propulsados por motores térmicos. Las baterías se fabricarán en Francia, gracias a los acuerdos anunciados con Vektor y AESC para hacer crecer la producción de baterías en el norte de Francia.

La autonomía WLTP que podrán proporcionar los modelos basados en la plataforma CMF-BEV será de hasta 400 kilómetros, aunque en el caso de la furgoneta, con necesidades muy inferiores a esa cantidad para sus recorridos urbanos, esta se verá sensiblemente reducida. En cuanto al sistema eléctrico es de esperar que sea similar a los situados en la parte delantera del Renault 5.

Según el programa de Renault, la nueva furgoneta eléctrica llegará al mercado en 2025, junto al SUV. En ese momento, Renault dispondrá de una oferta de 10 modelos completamente eléctricos con el objetivo de que las ventas de vehículos propulsados por esta tecnología alcancen el 90 % en 2030.

Conversaciones: