Híbridos y Eléctricos

HASTA FINALES DE ESTE AÑO

Ola Electric deja de fabricar el S1, su scooter eléctrico básico ya no estará disponible

El fabricante indio Ola Electric ha anunciado que dejará de producir el S1, el scooter eléctrico de nivel de entrada de los dos que fueron anunciados en agosto del año pasado.

scooter electrico Ola S1 y Ola S1 Pro
Ola Electric dejará de fabricar el scooter eléctrico S1 durante un año, para priorizar la producción del S1 Pro, puesto que su demanda es mucho mayor.

Ola Electric ha sorprendido a sus clientes con el anuncio de que deja de fabricar el S1, el scooter eléctrico que representaba el nivel de entrada de los dos anunciados en agosto del año pasado. A partir de ahora, aquellos que tuvieran una reserva de esta variante tienen dos opciones. O bien actualizar su pedido a la versión superior el S1 Pro, pagando la diferencia entre el precio de ambos modelos o esperar unos meses a que Ola vuelva a arrancar la producción, lo que no ocurrirá probablemente hasta finales de año. El motivo que alega el fabricante es que la mayoría de sus clientes han elegido el modelo superior en sus reservas.

Con una cartera inicial de 100.000 pedidos, Ola Electric inició la producción de sus dos nuevos scooter eléctricos, el S1 y el S1 Pro, en sus instalaciones Future Factory de Bangalore. A pesar de los inconvenientes iniciales, con retrasos en las entregas y algunos problemas de calidad de fabricación, a mediados de enero ya había conseguido alcanzar una capacidad de producción de 1.000 unidades diarias y se disponía a abrir el libro de reservas para los nuevos clientes.

Sin embargo, a pesar de que entre estas primeras entregas se encontraban unidades de las dos variantes del scooter eléctrico, el fabricante ha decidido paralizar la producción del más básico, el S1. Los clientes que cuentan con una reserva de este scooter han recibido una comunicación de que la fabricación se retrasa por ahora hasta diciembre de 2022. Ola explica que esta circunstancia es fruto de su decisión de priorizar la fabricación del S1 Pro puesto que la gran mayoría de las reservas habían elegido este modelo frente al más básico.

Aquellos que decidieron hacer una reserva del scooter que ahora deja de fabricarse tienen dos opciones. Pueden actualizar su pedido a la versión premium a partir del 21 de enero que es cuando se abrirá la ventana de pago final de sus reservas y podrán hacerlo a través de la aplicación móvil de Ola. La otra opción que les queda es esperar hasta diciembre, que es cuando inicialmente está previsto que el S1 vuelva a las líneas de producción. Las entregas del S1 Pro de aquellos que hayan decidido actualizar su pedido comenzarán a finales de enero o principios de febrero.

La respuesta de los clientes afectados ha sido diferente según cada caso. Si bien algunos agradecen a Ola Electric les haya dado la opción de modificar su pedido y actualizarlo a la versión superior, otros han mostrado su descontento, sobre todo por el hecho de tener que abonar ahora un dinero extra por un scooter que ya había reservado con antelación.

La actualización de la reserva del S1 al S1 Pro supone un extra de unas 30.000 rupias (355 euros al cambio) que en la India puede suponer más del salario mensual de algunas personas. Para aquellos que decidan no actualizar su pedido no existe la opción de finalizarlo sin adquirir el vehículo, sino que tendrán que esperar casi un año hasta que la producción del S1 se reanude a finales de 2022.

Ambos scooter cuentan con un motor eléctrico que genera una potencia máxima de 8,5 kW, capaz de acelerar de 0 a 40 km/h en 3,4 segundos en la S1 y de 3,0 en la S1 Pro. La diferencia fundamental está en la batería, de 3 y 4 kWh de capacidad para la versión S1 y S1 Pro respectivamente. El Ola S1 promete una autonomía de 121 kilómetros con cada carga y una velocidad máxima de 90 km/h. La versión S1 Pro eleva la autonomía a 181 kilómetros, y la velocidad máxima a 115 km/h.

Conversaciones: