REDOBLA SUS ESFUERZOS EN EL COCHE ELÉCTRICO

Volkswagen: 16 fábricas globales y 20.000 millones de euros para el coche eléctrico

El Grupo Volkswagen incrementará los esfuerzos para el desarrollo de coches eléctricos en 16 fábricas de diferentes países con una inversión sin precedentes de 20.000 millones de euros.

Volkswagen: 16 fábricas globales y 20.000 millones de euros para el coche eléctrico
Volkswagen: 16 fábricas globales y 20.000 millones de euros para el coche eléctrico

El Grupo Volkswagen está totalmente comprometido con el desarrollo de automóviles de cero emisiones, y ahora han anunciado que ampliarán la producción de coches eléctricos a 16 fábricas en todo el mundo hasta finales de 2022. El grupo alemán invertirá un total de 124.000 millones de euros en los próximos cinco años en vehículos eléctricos y de combustión, así como en conducción autónoma, en servicios de movilidad y también en sus plantas y operaciones diversas en todo el mundo. Así lo ha anunciado el consejero delegado de la compañía, Matthias Müller, durante la conferencia anual de prensa de la multinacional alemana celebrada este martes en Berlín.

El fabricante alemán también informó que ha elegido los socios que proveerán las celdas de batería y tecnología relacionada, en una inversión valorada en 20.000 millones de euros, aproximadamente, para proyectos de vehículos eléctricos en Europa y China, sus dos mercados más grandes. Además, pronto cerrarán un acuerdo de expansión industrial para Norteamérica, anunció Volkswagen.

VW planea producir hasta 3 millones de coches eléctricos al año para 2025 en sus 12 marcas, que incluyen Volkswagen, Audi, Porsche, Skoda y Seat. A partir del próximo año, el grupo lanzará un nuevo vehículo eléctrico "prácticamente todos los meses", dijo el CEO Matthias Müller, en la conferencia de prensa anual de la compañía. "Así es como tenemos la intención de ofrecer la mayor flota de vehículos eléctricos del mundo".

fotonoticia_20180313132820_1920

Volkswagen tiene como objetivo lanzar 80 nuevos automóviles eléctricos en todo el grupo para 2025 y ofrecer una versión eléctrica de cada uno de sus 300 modelos para 2030. La marca alemana está estableciendo su línea I.D. de vehículos a batería, siendo el primer modelo el Neo hatchback que saldrá a la venta en 2020. Mientras que Audi está programado para comenzar las entregas este año del SUV totalmente eléctrico e-tron.

La multinacional ya explicó a finales del año pasado que invertirá más de 34.000 millones de euros en movilidad eléctrica, conducción autónoma y digitalización para dicha fecha, con el objetivo de "redefinir" la movilidad urbana. De este total, la firma destinará 6.600 millones de euros a los capítulos de movilidad eléctrica, conducción autónoma y servicios de movilidad en 2018.

"Estamos haciendo grandes inversiones en la movilidad del mañana, pero sin descuidar las tecnologías y los vehículos actuales, que seguirán desempeñando un papel importante en las próximas décadas", subrayó el CEO Matthias Müller. Por otro lado, el jefe de la marca Volksewagen ha anunciado además que las primeras unidades del Volkswagen I.D. saldrán de sus fábricas en forma de prototipo durante el próximo mes de abril.

La firma de Wolfsburgo lleva a cabo sus planes de electrificación mientras se recupera del escándalo del diésel surgido en 2015. Las ventas de coches diésel no han parado de caer desde entonces, lo que representa un gran problema debido a que el diésel es clave en los esfuerzos de la firma para cumplir con las regulaciones ambientales de los gobiernos. Recientemente, Mueller aseguró que el diésel es "parte de la solución", y prevé un renacimiento de este tipo de motores en los próximos años.

Segundo objetivo: reducción de los gastos

El Grupo Volkswagen dijo que planea controlar el gasto de la compañía mientras sigue impulsando la producción de vehículos eléctricos. El gasto en desarrollo disminuyó un 3.9% a 13.100 millones de euros en 2017, lo que equivale al 6.7% de las ventas. La compañía reiteró el objetivo de reducir esa proporción al 6% para 2020. Por otro lado, el grupo informó que la ganancia operativa de Audi ascendió a 5.060 millones de euros el año pasado, desde los 4.850 millones de euros en 2016. Las ganancias subyacentes de Porsche subieron a 4.000 millones de euros desde 3.730 millones de euros en el mismo período.

Conversaciones: