REVOLUCIÓN EN EL ECOSISTEMA DEL COCHE ELÉCTRICO

Las renovables producirán el 50% de la energía mundial en 2050

Las baterías bajarán de precio y las renovables podrán producir más. Ambos hechos posibilitarán la explosión en el mercado del coche eléctrico.

Los coches eléctricos se beneficiarán de los cambios en la producción de energía.
Los coches eléctricos se beneficiarán de los cambios en la producción de energía.

Las energías renovables, sobre todo la eólica y la solar, producirán el 50% de la energía mundial en 2050, según el estudio New Energy Outlook 2018 realizado por Bloomberg. Esta subida del uso de las energías renovables llegará de la mano de una reducción del precio de las baterías, que, a su vez, permitirá que más energía sea almacenada en las mismas y que el mundo vire hacia un uso más sostenible de la energía.

Con todo, además de la calidad del aire y de vida, los vehículos eléctricos se beneficiarán del cambio de producción energética y de un uso masivo de las energías renovables. La segunda mitad de la próxima década será clave para los eléctricos, gracias a la rebaja de los costes de la energía y las baterías. Pero esta tendencia aún irá más hacia arriba cuando las renovables dominen la producción de energía, creando una movilidad eléctrica cada vez más barata y sostenible. En 2030, los coches eléctricos ocuparán el 28% del mercado y los autobuses, el 84%.

AFP_UR3EJ_20171201052636-kk0-U433325918874rqG-992x558@LaVanguardia-Web

Baterías que Tesla instaló para almacenar la energía de un parque eólico en Australia.

La caída del diésel y la gasolina

Los vehículos de combustión interna empezarán a caer en el mercado a mediados de la década de 2020, mientras los vehículos eléctricos empiezan a explotar. En 2040, según otro informe de BNEF, se venderán 60 millones de eléctricos, el equivalente al 55% del total del mercado de turismos. El año pasado se superó el millón, arropados por una bajada del precio gracias al abaratamiento de las baterías y demás tecnología. La movilidad compartida también crecerá, aunque en menor medida.

Los buses aún mejorarán más, ya que su coste total, incluyendo venta y mantenimiento será menor al de los de combustión interna. Ya en 2019 esto será un factor y dominarán la flota mundial a finales de los 2020. En 2040, BNEF espera que el 80% de la flota mundial sea eléctrica.

Los coches eléctricos y los autobuses eléctricos consumirán 2.000 TWh de energía anualmente en 2040, un 6% de la demanda global de energía. Sin embargo, el aumento del número de baterías y su rebaja en el precio permitirán que las renovables guarden su energía y se producirá más y de modo más sostenible. Obviamente, como en el caso del Reino Unido, habrá retos que solventar, pero el avance de las renovables y el abaratamiento de las baterías es un factor clave que posibilitará la expansión de los eléctricos, porque a más capacidad, más energía habrá para cubrir la demanda. 

CE_Mantenimiento_Predictivo_Eolica-OK

Por otro lado, la infraestructura también es importante, pero son gobiernos, fabricantes y empresas los que deben ponerse de acuerdo y apostar por mejorarla.

Según BNEF, hasta 548 mil millones de dólares se invertirán en baterías en 2050, tres tercios de la suma a nivel de red y un tercio instalándose en casas o negocios. Además, el aumento del uso de las renovables hará que poco a poco se deje de producir energía mediante el petróleo, el gas y las centrales nucleares.

De este modo, cada hecho posibilitará el siguiente. Así, a medida que las baterías sean más baratas, podrán almacenar más energía procedente de las renovables y, además, se abaratarán los coches eléctricos. Por otro lado, a más baterías, más reservas de energía para satisfacer la demanda global y de los eléctricos que irán superando a los de combustión interna gracias a su precio, más competitivo, y a las restrictivos objetivos de emisiones, que cada vez serán más duros.

Se avecina la revolución de la movilidad, donde el mundo cambiará la gasolina por la electricidad en busca de una movilidad más ecológica, limpia, sostenible y, al final, incluso más barata.

Conversaciones: