Híbridos y Eléctricos

DEBUT EN WALL STREET EL PASADO JUEVES

El fabricante chino de coches eléctricos Li Auto recauda 1.100 millones con su salida a Bolsa

El pasado jueves debutó en Bolsa el fabricante chino de coches eléctricos Li Auto. Consiguió recaudar 1.100 millones de dólares con una oferta de 95 millones de acciones, superando las expectativas que tenía previstas.

Li-xiang-one-02
Li-xiang-one-02

Ni las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, ni la creciente competencia de fabricantes chinos o la situación de crisis global han frenado la salida a Bolsa del fabricante chino de coches eléctricos Li Auto. La compañía, que tiene a NIO como uno de sus principales rivales, preveía recaudar 950 millones de dólares con su salida a Bolsa en los mercados de Estados Unidos, pero la cifra final ha sido mayor, consiguiendo 1.100 millones de dólares (938 millones de euros al cambio actual).

La IPO (las siglas en inglés de 'Oferta Pública de Venta') se produjo el pasado jueves 30 de julio, con una oferta de 95 millones de acciones que la compañía, con sede en Pekín, planeaba vender a un precio de entre 8 y 10 dólares el título (entre 6,80 y 8,50 euros), según los datos presentados por la empresa a la Comisión de la Bolsa de Valores de Estados Unidos. Sin embargo, al cierre de la sesión la semana pasada, el precio de cada título alcanzó los 16 dólares.

La firma asiática ha indicado que algunasa grandes compañías, como Hillhouse Capital, han manifestado su interés en comprar un total de hasta 300 millones de dólares (255 millones de euros) en acciones. La compañía cuenta con el respaldo de otros importantes inversores, como el fundador de TikTok o el magnate de la venta y reparto de comida a domicilio, Wang Xing, propietario del gigante chino Meituan Dianping y segundo mayor accionista de Li Auto después de su CEO, Li Xiang.

Li-xiang-one-interior-02

Puesto de conducción del Li Xiang One.

Li Auto se ha unido así a otros fabricantes de coches eléctricos en la Bolsa estadounidense, entre los cuales se incluye NIO: una compañía también china que casi ha duplicado su valor desde que saliera a Bolsa en el año 2018. Li Auto ha seguido una trayectoria similar, saliendo a Bolsa después de un tiempo relativamente corto vendiendo coches a sus clientes. La startup comenzó entregó su primer coche el pasado mes de diciembre y lleva vendidas poco más de 10.000 unidades a fecha del pasado mes de junio.

La compañía, fundada en el año 2015, todavía reporta números rojos en los cómputos anuales: en 2019 perdió 2.440 millones de yuanes (298 millones de euros), una cifra mayor aún que los 1.530 millones de yuanes de pérdidas registrados en 2018. No obstante, poco a poco parecer ir cambiando la tendencia, ya que en el primer trimestre de 2020 reportó unos beneficios de 8,2 millones de euros antes de impuestos

Sus ingresos anuales, que proceden principalmente por la venta de coches junto con una pequeña proporción del cobro por las recargas, ascendieron a 284 millones de yuanes (34,6 millones de euros) en 2019, una cifra discreta comparada con los 955 millones de euros de ingresos de NIO (que, no obstante, también declaró pérdidas por valor de 1.380 millones de euros ese mismo año). Sin embargo, los inversores de Li Auto se han declarado claramente optimistas y convencidos de que la compañía podrá igualar «algún día» el éxito comercial de Tesla.

¿Qué coche vende Li Auto?

Li Auto es para muchos una completa desconocida, ya que la compañía no vende sus coches en Europa -al menos hasta la fecha-. Sin embargo, está creciendo paulatinamente en su país natal, China, el mayor mercado de coches eléctricos del mundo, y el pasado mes de abril consiguió ser el segundo mayor fabricante por volumen de ventas en China, solamente por detrás de NIO.

Li-xiang-one-03

Li Xiang One, el primer modelo de Li Auto, es un SUV eléctrico de 5,02 m de largo con extensor de autonomía.

Su único producto, de momento, es el Li Xiang One. Se trata de un imponente SUV de 5,02 metros de largo, capaz de albergar hasta 7 pasajeros, cuyo precio parte desde aproximadamente 40.000 euros al cambio actual.

Su configuración mecánica es la de un coche eléctrico con extensor de autonomía: monta una batería de 40,5 kWh y un pequeño motor 1.2 de gasolina que actúa como generador cuando la carga de la batería se agota. Con una sola carga, la batería proporciona 180 km de autonomía, pero gracias al extensor de autonomía el modelo declara hasta 800 kilómetros de autonomía en el vetusto ciclo NEDC.

Conversaciones: