Híbridos y Eléctricos

INCREMENTO EN LA VENTA DE COCHES ELÉCTRICOS

El Grupo Volkswagen cumple el objetivo de emisiones de la UE, pero ¿cuánto contaminan sus coches?

El Grupo Volkswagen puede presumir de cumplir con el protocolo de descarbonización de la Unión Europea gracias a un incremento sustancial en sus ventas de coches eléctricos, así como una serie de importantes cambios en sus plantas de producción.

El Grupo Volkswagen cumple con el plan de descarbonización europeo en 2021
El Grupo Volkswagen cumple con el plan de descarbonización europeo en 2021

El Grupo Volkswagen ha sabido jugar muy bien sus cartas. Hace apenas un par de años conocíamos el que sería el primer modelo 100% eléctrico de gran tirada de Volkswagen, el ID.3. Posteriormente a este fueron llegando nuevos modelos eléctricos al resto de marcas componentes del propio grupo, como Audi o Skoda. El gran empeño que ha puesto el grupo para llevar a cabo su electrificación ha sido pleno, y gracias a ello ahora pueden contar con el beneplácito de la propia Unión Europea al haber cumplido el objetivo de emisiones de la región. 

El pasado 2021 ha sido un año marcado por la electromovilidad, una alternativa que se ha hecho más viable y visible que nunca y que, gracias a esto, ha conseguido incluso desbancar en ventas a los vehículos diésel en Europa. Gran parte de culpa de este logro lo tiene, sin lugar a dudas, el Grupo Volkswagen; su elevada oferta de modelos 100% eléctricos en todas sus marcas han hecho que muchos de los potenciales clientes de coches térmicos finalmente optaran por tomar la opción del vehículo eléctrico o electrificado. 

Según ha explicado el propio director de ventas del grupo empresarial automovilístico, el pasado año cobró realmente fuerza y velocidad su ofensiva de vehículos eléctricos, especialmente, gracias al lanzamiento de nuevos modelos más capaces y atractivos. Durante el periodo 2021, el 20% del total de vehículos matriculados contaba con algún tipo de electrificación, siendo la mitad de ellos coches totalmente eléctricos. Por este motivo, su media de emisiones se ha visto claramente reducida. Para el año 2030, desde la directiva del grupo esperan lograr que el 60% de todas sus ventas sean coches eléctricos.  

Durante el año 2020, el Grupo Volkswagen logró alcanzar una media de emisiones de CO2 de 99,9 g/km para toda su flota matriculada en Europa, incluyendo Reino Unido, Noruega e Islandia. No obstante, esta media se calculó bajo el ya anticuado estándar NEDC. Por el contrario, en 2021 ya se armonizó el empleo del sistema WLTP, que genera unos resultados más realistas y, adicionalmente, también se ha eliminado a Reino Unido de este conteo general, culminando el pasado año con una media de emisiones de CO2 de 118,5 g/km en sus coches. Si hacemos la conversión de NEDC del año previo a WLTP, supone una mejora en las cifras de emisiones de un 2%. 

Durante el año 2021 se entregaron un total de 472.300 vehículos eléctricos dentro de la Unión Europea, lo que supone un 64% más que durante el año 2020. Gracias a estas generosas cifras de matriculaciones, el Grupo Volkswagen se asienta en el liderato del mercado de los coches eléctricos dentro de Europa, obteniendo así una cuota de mercado del 25% del total. No obstante, en las cifras de emisiones medias no cuentan los coches vendidos de firmas como Lamborghini o Bentley, las cuales realizan su cálculo de forma individual. 

Continuando con esta tónica dominante del sector de los coches eléctricos, para el año 2025 el Grupo Volkswagen aspira a convertirse en el principal proveedor de vehículos de este tipo en todo el mundo. Para alcanzar dicha meta, desde el presente año 2022 hasta el próximo 2026, el grupo invertirá un montante económico de 52.000 millones de euros en favor del desarrollo de la electromovilidad; adicionalmente también aportará 8.000 millones para la hibridación de algunos de sus modelos. 

Desde el grupo empresarial se comprometieron a cumplir con el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático y, con ello, pretende alcanzar la neutralidad de carbono antes del año 2050, motivo por el que están enfocados en la descarbonización de toda su industria más allá del propio coche de producción. Recientemente la planta ubicada en Wolfsburg viró en favor de la generación de su propia energía eléctrica, lo que le ha permitido presumir de una reducción de 1,5 millones de toneladas de CO2 al año, el equivalente a las emisiones anuales producidas por 870.000 coches. 

Conversaciones: