Híbridos y Eléctricos

NIKOLA TRIPLICA SUS PÉRDIDAS TRIMESTRALES

Nikola recibe un pedido de 100 camiones eléctricos de batería y de pila de combustible de hidrógeno

Total Transportation Services firma un acuerdo con Nikola para adquirir 100 camiones eléctricos de batería y de pila de combustible de hidrógeno.

nikola
Imagen de un modelo de Nikola.

El fabricante de camiones eléctricos Nikola ha anunciado este jueves una colaboración con la empresa de transportes Total Transportation Services para la realización de pruebas de vehículos que incluye un principio de acuerdo para la compra de 100 vehículos eléctricos de batería y de pila de combustible de hidrógeno.

Este pedido de 100 camiones eléctricos comenzará con un proyecto piloto de cuatro unidades, que operarán a partir de la primera mitad de 2022 y que estará formado por dos modelos eléctricos de batería y otros dos de pila de combustible.

Para finales de 2022 ya estarán operando hasta 30 modelos eléctricos de batería, mientras que en 2023 comenzarán a circular otros 70 camiones de pila de combustible.

Según la empresa, el Nikola Tre BEV contará con una autonomía eléctrica de más de 560 kilómetros, mientras que la versión de pila de combustible alcanzará los 800 kilómetros.

"La autonomía esperada se alinea con el deseo de alcanzar nuestros objetivos de sostenibilidad y la versión de pila de combustible es ideal para aplicaciones de mayor alcance", ha subrayado el presidente de Total Transportation Services, Vic La Rosa.

Nikola triplica sus pérdidas trimestrales

Nikola registró unas pérdidas netas de 120,2 millones de dólares (casi 99 millones de euros al cambio actual) durante el primer trimestre de este año, lo que supone más que triplicar (+263%) sus pérdidas del mismo periodo de 2020.

"Durante el primer trimestre, Nikola continuó cumpliendo sus hitos y ejecutando su plan de negocios. Hemos tenido un éxito continuo en la puesta en servicio y validación de los Nikola Tre eléctricos", ha reivindicado el consejero delegado de la empresa, Mark Russell.

Mientras Nikola continúa probando sus modelos eléctricos de batería y de pila de combustible de hidrógeno, entre enero y marzo la empresa se anotó unas pérdidas operativas de 120,6 millones de dólares (99,2 millones de euros), un 276% más que en el mismo período del año previo.

Asimismo, sus pérdidas brutas de explotación (Ebitda) se situaron en los 53,4 millones de dólares (44 millones de euros), un 83,5% más que los 33,1 millones de dólares (27,2 millones de euros) negativos que contabilizó el ejercicio anterior.

Este año Nikola espera iniciar en Alemania la producción de sus vehículos eléctricos en pruebas junto con Iveco, además de en Arizona (Estados Unidos). También prevé anunciar nuevos clientes para testar sus modelos y entregar los primeros camiones en el cuarto trimestre.

Gracias a todo esto, las acciones de Nikola se han disparado más de un 12% en los primeros compases de la sesión de este viernes, ya que superó las estimaciones de los analistas, según recoge Bloomberg. Así, sus títulos suben un 12,8% a escasos minutos de las 17.00 horas, hasta los 11,44 dólares la unidad (9,42 euros).

Conversaciones: