Híbridos y Eléctricos

A PARTIR DE 2024

BMW encuentra la manera de ‘engañar’ a Google y usar Android Automotive sin ceder datos

El uso de Android Automotive se está imponiendo en el sector de la automoción. Sin embargo, tiene un coste: los datos deben pasar por los servidores de Google y eso, a algunos, no les gusta. BMW ha encontrado la manera de evitarlo.

google android automotive coches electricos bmw-portada
BMW ofrecerá Android Automotive en sus coches eléctricos a partir de 2024, aunque la experiencia de usuario será algo diferente que en el resto de las marcas.

A diferencia de Apple, que quiere entrar en mercado del automóvil desarrollando su propio coche eléctrico, Google ha decidido hacer lo que mejor hace: generar software y recopilar datos para ofrecer servicios y monetizarlos.

Google ha conseguido ya que varias marcas de automóviles opten por implementar Android Automotive en sus coches. La integración de servicios a los que los usuarios están muy acostumbrados por el uso de sus teléfonos móviles y la actualización constante de los mapas para la navegación, son una parte importante de la experiencia de conducción.

Sin embargo, el uso de Android Automotive obliga a los fabricantes a ceder a la tecnológica los datos que se recopilan en sus coches. Una imposición que no les hace mucha gracia.

Android Automotive puntos de recarga-portada
Android Automotive se está imponiendo entre las marcas como sistema operativo por su integración casi completa con el vehículo y su capacidad de actualización.

¿Qué es Android Automotive?

Se trata de un sistema operativo que ofrece varias capas. Es una plataforma de información y entretenimiento completa, que los fabricantes de automóviles incorporan directamente en los vehículos. Pero, lo fundamental, es que Android Automotive ofrece una integración más profunda de los servicios de Google en la cabina, lo que brinda al gigante tecnológico el acceso a más funciones

Una aplicación práctica de estas posibilidades es, por ejemplo, que el Asistente de Google puede ajustar el sistema del aire acondicionado. O que Google Maps puede leer la información de la capacidad de la batería para estimar la autonomía y confeccionar una ruta que pase por los cargadores necesarios para llegar a un destino definido.

google android automotive coches electricos bmw-interior1
La licencia de código abierto de Android Automotive permitirá a BMW decidir a qué datos de sus coches eléctricos tendrá acceso Google.

El peaje de Google que BMW no va a pagar

Entre los fabricantes que ya utilizan Android Automotive están Polestar o Renault. Su empleo amplía la experiencia de usuario para convertirse en una pieza clave en coches eléctricos como el Megane E-Tech o el Polestar 2, y que tiene mucho potencial de mejora. Otros fabricantes, como Ford o Hyundai, también han anunciado su incorporación. Pero el que no aparece en la lista es BMW, a pesar de que en junio de 2022 comunicó oficialmente que lo implementaría.

El fabricante alemán no está de acuerdo con el peaje de datos que Google obliga a pagar por usar su sistema. La privacidad es un concepto con el que está muy comprometida a largo plazo y el uso de una versión con licencia de Android Automotive sería contradictorio con estos principios. Para solucionar esta paradoja, ha decidido renunciar a la versión con licencia de Android Automotive y optar por la edición de código abierto. Esto implica más trabajo por parte de BMW, pero le da a la compañía el control total de todo lo que sucede en la plataforma y, en consecuencia, puede decidir a qué datos de sus automóviles tiene acceso el sistema operativo.

Usar esta alternativa también significa que la experiencia para el usuario final será ligeramente diferente. Por ejemplo, Google Play Store, la tienda de aplicaciones oficial, no estará disponible. BMW tendrá que recurrir a las tiendas de terceros que también le permitirán ofrecer su paquete de software y enviar actualizaciones.

Se prevé que Android Automotive llegue a los automóviles BMW en 2024, por lo que los modelos actuales que funcionan con iDrive seguirán con el software basado en Linux. Si bien iDrive 9 será la primera versión basada en Android, iDrive 8 también recibirá una actualización a la versión 8.5, específicamente para alinearlo con su sucesor en términos de apariencia, aunque no dispondrá de sus funciones.

Conversaciones: