Híbridos y Eléctricos

DESDE ITALIA, DESTINO TEXAS

La prensa de fundición más grande del mundo, camino de la línea de producción del Tesla Cybertruck

Idra, la empresa italiana que fabrica las prensas de fundición para Tesla, confirma el envío a Austin, Texas, de la máquina de este tipo más grande del mundo, que se instalará en la línea de producción del Tesla Cybertruck.

gigapress idra tesla cybertruck ausitin texas-portada
Idra ha publicado una fotografía en la que se ve a cinco hombres adultos de pie sobre la platina superficie plana de la prensa o platina de la Giga Press.

En los últimos años, Tesla ha estado invirtiendo mucho dinero y mucho tiempo en tecnologías de fundición que aceleren el proceso de fabricación de sus coches eléctricos. Los programas de I+D dedicados se han basado en el desarrollo de nuevas aleaciones que permitan conformar piezas fundidas más grandes que simplifican enormemente el proceso de ensamblaje. Pero otra parte fundamental de esta inversión son las máquinas que hacen posible realizar estos trabajos. Ahora, Idra, el fabricante con el que trabaja desde hace años, ha confirmado el envío de la “Cybertruck Giga Press”, la prensa más grande del mundo, que se encargará de fabricar el chasis de su pick-up eléctrica.

A principios de este año, Idra mostraba una nueva prensa de 9.000 toneladas “que se llevaría el premio como la más grande del mundo”. Teniendo en cuenta la relación de Tesla con Idra, se rumoreaba que la nueva máquina tendría su destino en el fabricante californiano. El CEO de Tesla, Elon Musk, ha confirmado que la máquina se utilizará para la carrocería Cybertruck en la Gigafactoría de Texas.

El experto italiano ha anunciado que la gigantesca prensa ya va destino a Tesla. Se trata de una de las piezas más críticas del equipo de fabricación necesario para llevar el Cybertruck a producción. Tesla utilizará esta enorme máquina para construir la carrocería de acero inoxidable de la pick-up eléctrica. En las imágenes compartidas por Idra a través de Linkedin después de una visita de la Asociación Norteamericana de Fundición a Presión la semana pasada y antes de que empaquetaran la máquina, se pueden apreciar sus dimensiones (foto de cabecera) y la preparación realizada para su transporte.

gigapress idra tesla cybertruck ausitin texas-interior2
La enorme máquina ya está preparada para ser enviada a la Gigafactoría de Austin en Texas para formar parte de la línea de producción del Tesla Cybertruck.

La semana pasada, Elon Musk también confirmó que el fabricante de automóviles está instalando ya la línea de producción Cybertruck en Austin. Un anuncio que elevó las esperanzas de muchos de los titulares de las reservas de esta pick-up eléctrica que siguen su progreso después de los continuados retrasos en el programa de desarrollo del vehículo. Tesla ha reiterado que tiene como objetivo comenzar su producción a mediados de 2023. Musk indicó que conduciría un prototipo Beta del Cybertruck en las próximas semanas.

Estas Gigapress, cuyo coste es multimillonario, ya trabajan para Tesla en varias de sus fábricas. La primera se instaló en la fábrica de Fremont y comenzó a operar en 2020 y era capaz de desarrollar una presión de sujeción de 5.600 a 6.200 toneladas. Gracias a estas máquinas, Tesla ya es capaz de producir el Model Y con un subchasis trasero formado por una sola pieza, en lugar de las 70 que se requerían con los procedimientos y la maquinaria anterior. Con las nuevas máquinas que se instalaron en la Gigafactoría de Austin en Texas, Tesla puede fabricar un Model Y con subchasis delantero y trasero formados por una sola pieza.

gigapress idra tesla cybertruck ausitin texas-interior1
El CEO de Tesla, Elon Musk, ha confirmado que la máquina se utilizará para la carrocería Cybertruck en la Gigafactoría de Texas.

Este procedimiento simplifica enormemente el proceso de fabricación y reduce los costes. Tras el éxito de la integración de esta tecnología de fundición, varios fabricantes de automóviles buscan seguir los pasos de Tesla. Idra informó el año pasado que está en conversaciones para adoptar esta tecnología con hasta media docena de fabricantes, aunque podrían pasar años antes de que puedan integrarla en sus programas de producción de vehículos.

Conversaciones: