PREMIADO POR PERIODISTAS JAPONESES

El sistema híbrido e-Power del Nissan Serena

Nissan propone un sistema híbrido que combina una propulsión eléctrica con un motor de gasolina para cargar la batería del vehículo.

Nissan Serena e-Power, otro tipo de hibridación.
Nissan Serena e-Power, otro tipo de hibridación.

Nissan lleva años trabajando en el campo de la electrificación. Su ejemplo más claro es el Leaf, todo un superventas dentro del segmento de vehículos 100% eléctricos. No obstante, también trabaja en el campo de la hibridación con su sistema e-Power, un propulsor que, de momento solo ha visto la luz en Japón. Pese a su lanzamiento solo en el País del Sol Naciente, el propulsor e-Power ya acumula reconocimientos por su eficiencia y prestaciones en la monovolumen Nissan Serena e-Power, como el reciente galardón conseguido otorgado por el RJC, la Conferencia japonesa de periodistas e investigadores de automoción.

El Nissan Serena e-Power, lanzado en febrero de este año, es el segundo modelo de la firma japonesa en montar esta tecnología en la gama Nissan tras la llegada del Note e-Power en Japón en noviembre de 2016. Este propulsor híbrido combina un motor de gasolina con uno eléctrico, aunque no del modo en el que las marcas tienen acostumbrados a sus clientes.

Un motor para cargar el otro

En Toyota, por ejemplo, el sistema híbrido combina el motor eléctrico y cambia al de gasolina cuando se supera una determinada velocidad o se queda sin batería. Con el propulsor e-Power, sin embargo, el Serena se vale de la electricidad para propulsarse, mientras que el motor de gasolina sirve para cargar la batería del modelo.

nissan-serena-e-power-2018-adelanto-201740597_3

Con este tipo de propulsión, el Serena e-Power puede gozar de algunas ventajas de los eléctricos, como el par instantáneo. Según informaciones de la marca, el par de este vehículo sería mayor al de otro monovolumen con un motor de 3.5 litros. Además, como el motor de gasolina solo sirve para cargar sus baterías, trabajando en una marcha óptima para maximizar la eficiencia del vehículo, el Serena e-Power declara un consumo de solo 3,8 litros cada 100 kilómetros, cifra que le corona como el mejor monovulmen del mundo en este sentido. Este tipo de motor hace que el ruido disminuya considerablemente en comparación con su hermano de combustión. Entre sus características destaca también el e-Power Drive mode, un modo de conducción que permite acelerar y frenar usando solo el pedal del acelerador. Según datos de la marca, en este modo el uso del pedal de freno desciende en un 70%. Para el desarrollo de esta bloque, Nissan aprovechó la tecnología desarrollada para el Leaf y la aplicó en este tipo de propulsor.

Todo un éxito

Desde su lanzamiento, el Serena e-Power ha sido todo un éxito en Japón, consiguiendo ocupar ya, solo nueve meses después de su llegada a los concesionarios, el 40% de las ventas totales del monovolumen en el país asiático. Según ha confirmado la marca, sus planes estratégicos contemplan el lanzamiento de más modelos con este tipo de propulsor en todo el mundo durante los próximos años.

Conversaciones: