Híbridos y Eléctricos

SONIDOS ARTIFICIALES

El último "instrumento" de Yamaha está pensado para coches eléctricos

Yamaha está desarrollando un dispositivo, Yamaha aLive, pensado para generar un sonido artificial en el interior de los coches eléctricos. Aunque todavía no tienen una fecha de comercialización, confían en que «nadie» podrá superarles con este sistema.

yamaha-acoustic-design
El último "instrumento" de Yamaha está pensado para coches eléctricos

Seguramente hayas visto alguna vez un piano, un teclado o una batería con la firma de Yamaha. De hecho, la firma japonesa hace todo tipo de instrumentos musicales: de viento, de cuerda, percusión, electrónicos... Sin embargo, el último artilugio sonoro es algo diferente y está diseñado para los coches eléctricos.

El silencio de marcha es una de las mejores ventajas de los coches eléctricos, pues se traduce en mayor confort para los ocupantes del vehículo. Sin embargo, a baja velocidad en ciudad puede generar situaciones de peligro, ya que los transeúntes pueden no escuchar llegar el coche en cuestión. Para solucionar este problema, todos los coches eléctricos nuevos deben llevar por ley (desde el 1 de julio de 2021) un sistema avisador acústico para peatones que debe funcionar, al menos, hasta los 20 km/h.

Otro porcentaje de usuarios, quizá menor, puede echar en falta un sonido "de motor" (de combustión, entiéndase) desde el interior del vehículo; al fin y al cabo, el sonido es un arma poderosa para estimular el cerebro. Y en esta dirección va el nuevo artilugio de Yamaha, al que han llamado Yamaha aLive.

Los ingenieros de Yamaha Corporation, la división encargada de hacer instrumentos musicales dentro del grupo Yamaha, creen que el sonido es crucial para que el conductor tenga mayor sensación de control sobre el vehículo y mejor percepción de la velocidad. Por esa razón han diseñado un sistema que puede generar prácticamente cualquier tipo de sonido en el interior de un coche eléctrico, desde un sonido similar al de un motor de combustión hasta uno «que suene como la Guerra de las Galaxias», en palabras de Hideo Fujita, uno de sus desarrolladores.

Yamaha los llama «paisajes sonoros» y actualmente está estudiando qué tipo de tonos suenan mejor dentro del habitáculo cuando el conductor pisa el pedal del acelerador, tratando los coches como una caja de resonancia, como si estos fueran un instrumento en sí mismos. Desde Yamaha todavía no han anunciado cuándo empezarán a comercializar estos dispositivos, aunque tiene previsto empezar vendiéndolos primero a baja escala a propietarios de coches eléctricos deportivos y de alta gama.

La empresa japonesa no es la única que ha trabajado en este sentido, intentando aportar un plus de emoción a la experiencia de conducción de un coche eléctrico. Ford ofrece en el Mustang Mach-E un sonido artificial que intenta simular el gutural sonido de un V8 de gasolina; Porsche opta por un sonido más futurista en el Taycan con el 'Porsche Electric Sport Sound'; y BMW fichó al compositor Hans Zimmer, autor de algunas de las mejores bandas sonoras para películas, para «recrear la sensación de asombro a través del sonido» en los BMW i4 y BMW iX eléctricos.

Conversaciones: