Híbridos y Eléctricos

EL COCHE ELÉCTRICO PUEDE ABASTECER LA CASA

La empresa española Wallbox lanza Quasar, su primer cargador de pared con carga bidireccional

La firma española Wallbox ha puesto a la venta su primer cargador bidireccional. Con él se podrá cargar el coche eléctrico, y el coche también podrá abastecer al hogar. Ya se puede reservar por 1.200 euros.

La empresa española Wallbox presenta su primer cargador de pared bidireccional
La empresa española Wallbox presenta su primer cargador de pared bidireccional

La empresa española Wallbox, especializada en cargadores de pared para vehículos eléctricos, acaba de presentar Quasar: su primer cargador de pared para el hogar con carga bidireccional. Se trata de un cargador de pared muy compacto con el que se podrá cargar el coche eléctrico desde la red eléctrica del hogar, pero también podrá fluir electricidad a la inversa, es decir: el coche eléctrico podrá abastecer de electricidad a la casa.

Según la compañía española, el Wallbox Quasar es el primer cargador bidireccional del mundo compacto para el hogar, reduciendo el tamaño y el precio de adquisición respecto a las alternativas de carga bidireccional que había hasta ahora. Se carga y descarga a través de un conector CHAdeMO (el que tiene el Nissan Leaf, por ejemplo) y es compatible con sistemas de almacenamiento solar y baterías, por lo que se puede almacenar el exceso de energía que obtengamos en un momento dado y usarlo cuando lo necesite.

Tiene unas dimensiones de 35x35x15 centímetros, con un peso de 22 kilos. La intensidad máxima que permite es 32 Amperios, por lo que la potencia máxima de carga es de 7,4 kW (resultado de multiplicar 32 Amperios por 230 Voltios de la red doméstica). El Quasar cuenta con tecnología de reconocimiento facial y control de gestos, Bluetooth, WiFi, conector Ethernet y un módulo LTE compatible con conexión 3G y 4G. 

Quasar funciona con una aplicación móvil (tanto iOS como Android) y una plataforma de administración de la energía que ayuda a controlar su uso bidireccional. Funciona conjuntamente con la red eléctrica y todo el sistema de energía en el hogar (calefacción, electrodomésticos, luces, etc.).

El propietario puede configurar cómo se emplea la electricidad, si en un sentido (del hogar al coche) o en el contrario, y en qué momento sale más económico. Por ejemplo, en las horas en que la electricidad es más barata se puede cargar la batería del coche; cuando la electricidad es más cara, el coche puede abastecer a la casa -siempre asegurándose un nivel mínimo de carga en la batería del coche-.

Como curiosidad, Wallbox ha elegido el nombre Quasar en honor a los cuásares, un fenómeno astronómico que libera una enorme cantidad de energía en forma de ondas de radio, luz, infrarrojos, ultravioletas y rayos X que convierte a los cuásares en los objetos más brillantes del universo conocido; varios miles de millones de veces más brillantes que nuestro Sol.

El Wallbox Quasar ya está a la venta por 5.990 euros, que incluye una longitud de cable de 5 metros, y se puede reservar en la web del fabricante por 1.200 euros.

Conversaciones: