Híbridos y Eléctricos

RÉPLICA EN TODO STELLANTIS

Adiós al diésel: la Citroën Berlingo y la SpaceTourer se convierten en furgonetas 100 % eléctricas

Desde ya la oferta de motores térmicos desaparece en los modelos Citroën Berlingo y Citroën SpaceTourer. Solo estarán disponibles las versiones eléctricas. Un hecho que previsiblemente se extenderá a Opel y Peugeot próximamente.
FOTO-Portada
Las furgonetas de Citroën se pasan 100 % al lado eléctrico.

Nadie podrá negar que Citroën, y todo el Grupo Stellantis, está muy comprometida con la movilidad eléctrica. La marca francesa acaba de hacer uno de sus anuncios más reveladores, dando claras evidencias de ese cambio de mentalidad. Con el nuevo año la oferta mecánica de las Citroën Berlingo y Citroën SpaceTourer de pasajeros se centrará exclusivamente en las versiones eléctricas. De esta forma se dice adiós a los motores térmicos.

Especificamos que solo afecta a los modelos de pasajeros, no a las versiones industriales, que también presentan versiones eléctricas. Resulta un anuncio de lo más interesante ya que si miramos la hoja de ventas, la Berlingo de pasajeros es el modelo más vendido de Citroën en nuestro país. Obviamente no es una decisión tomada por la división española, pero está claro que tal cambio de estrategia va a suponer un reto para la red de concesionarios.

Dejando a un lado el factor de venta, Citroën quiere ser la pionera en el cada vez más extenso mercado industrial eléctrico. Por ese motivo, a partir de ahora, la flota solo estará presidida por las Citroën ë-Berlingo y ë-SpaceTourer. En el caso de la unidad más pequeña, Citroën pone a la venta dos formatos de carrocería: M y XL con longitudes que van entre los 4,4 y los 4,75 metros, con capacidades de carga entre los 1.355 y los 1.900 litros con cinco asientos, reduciéndose la cifra para las versiones de siete plazas.

FOTO-Cuerpo

SpaceTourer de Citroën.

Al estar asentada sobre la plataforma EMP2 de turismo, permite la introducción de la misma tecnología que podemos ver en la gama de turismos. La oferta mecánica exclusivamente eléctrica dispone de una batería de iones de litio con una capacidad de 50 kWh que alimenta a un motor eléctrico delantero con 136 caballos y 260 Nm de par motor. Con estos datos en la mesa, la autonomía homologada alcanza los 280 kilómetros, y para la recarga se opta por formatos rápidos de hasta 100 kW en corriente continua que permite recuperar el 80% de la carga en 30 minutos.

Por su parte, la Citroën ë-SpaceTourer también tiene la posibilidad de escogerse con dos formatos de carrocería: M y XL. Su longitud varía entre los 4,96 y los 5,31 metros con una capacidad de carga entre los 1.000 y los 2.100 litros en función de la combinación seleccionada. Cuenta con dos formatos de batería: 50 y 75 kWh de capacidad que alimentan al mismo motor eléctrico de 136 caballos y 260 Nm de par. Gracias a ello homologa una autonomía de hasta 317 kilómetros con sistemas de recarga de hasta 100 kW en corriente continua.

Al haberse deshecho de las versiones mecánicas tradicionales, el precio de venta de ambos modelos ha crecido. En cuanto a la más pequeña de la casa, la Citroën ë-Berlingo tiene un precio de salida de 29.455 euros, sin IVA ni promociones. Por su parte, el Citroën ë-SpaceTourer se ofrece desde un mínimo de 45.470 euros, IVA incluido. Tras este anuncio por parte de Citroën, no se sabe si el resto de las marcas del Grupo Stellantis optarán por la misma medida, pues no hay que olvidar que todas ellas presentan modelos gemelos a las Berlingo y SpaceTourer.

Conversaciones: