Híbridos y Eléctricos

PROYECTO PIONERO DE MOVILIDAD ELÉCTRICA

BMW se suma al sueño de convertir Mallorca en una isla sólo para coches eléctricos

Convertir la isla de Mallorca en un referente en electromovilidad es el principal objetivo del proyecto que la firma alemana ha puesto en marcha creando una red de cargadores semirrápidos para coches eléctricos en puntos estratégicos.

Impulso al eléctrico con la creación de puntos de recarga.
Impulso al eléctrico con la creación de puntos de recarga.

BMW continúa con la vista puesta en el futuro de la movilidad. Después de las declaraciones de su director, Frank Van Meel, en las que afirmaba que la gama BMW M será eléctrica o híbrida en 2030, la automovilística de Múnich se ha propuesto este año convertir Mallorca en un referente mundial en electromovilidad.

El Grupo BMW ha puesto en marcha un proyecto pionero que instalará una red de carga para vehículos eléctricos en España. El escenario elegido ha sido la isla de Mallorca, uno de los lugares de referencia en la instalación de puntos de recarga para eléctricos en los últimos tiempos. La marca alemana anunció el pasado mes de abril esta iniciativa para crear una red de cargadores semirrápidos de destino en puntos estratégicos como hoteles, restaurantes, centros deportivos y puertos de ocio.

Para que la electrificación sea viable en el futuro es imprescindible realizar una importante inversión en las infraestructuras que requiere este tipo de movilidad. Este impulso necesario puede provenir de las administraciones públicas o de las propias marcas, como en este caso. La red propuesta por BMW en Mallorca se extenderá por 50 lugares de la isla con cien puntos de recarga acelerados de hasta 22 kW que se encuentran a una distancia media entre ellos de 25 kilómetros y permitirán tanto a residentes como a turistas moverse de forma sencilla con sus coches eléctricos.

Esta iniciativa se enmarca dentro del proyecto ChargeNow del Grupo BMW que constituye la red de carga privada más grande del planeta y ya cuenta con mas de 130.000 puntos en 29 países. Antes de que acabe el 2018, está previsto instalar unos 100 cargadores y, en la actualidad, en la isla están ya en funcionamiento unos 20 puntos de carga.

Estación de carga rápida en Mallorca.

El principal objetivo es impulsar la movilidad cero emisiones, por lo que cualquier vehículo eléctrico e híbrido enchufable podrá hacer uso de esta red. "Con esta iniciativa, los turistas podrán escoger vehículos eléctricos para desplazarse sin estrés. BMW Group proporciona movilidad individual Premium y gracias a este proyecto, volvemos a mostrar un fuerte compromiso por preservar el medio ambiente como parte integral de nuestra estrategia. Esto además está en línea con el Gobierno balear", según declaró Guenther Seemann, presidente ejecutivo para BMW Group España y Portugal.

Los planes de movilidad futura de la administración autonómica balear contemplan un futuro en el que el automóvil convencional no tenga presencia en la isla. Para 2025 no estarán permitidos los coches diésel y a partir de 2025 esto se aplicará a los vehículos de combustión de gas. Además, para el año 2030 solo se permitirá el alquiler de eléctricos en las islas. Para cumplir con estos objetivos hará falta realizar un esfuerzo importante en la expansión de las redes de recarga.

Así, a la amplia red ya en funcionamiento, el Gobierno balear tiene planeado sumarle en los próximos meses un total de 500 nuevas estaciones de carga, 300 de ellas solo en Mallorca. Además esta red es financiada con 12 millones de fondos procedentes de los impuestos especiales a los turistas que visitan Baleares. Gracias a esto se cumplen dos objetivos: reforzar la infraestructura existente en la isla y hacer viable el alquiler de eléctricos para los turistas.

Conversaciones: