Híbridos y Eléctricos

ENTRE 5 Y 7 HORAS DE FUNCIONAMIENTO

Caterpillar presenta una excavadora eléctrica de 26 toneladas con una batería de 300 kWh

Caterpillar ha presentado el primer prototipo de excavadora eléctrica de orugas de 26 toneladas alimentada por una batería de 300 kWh. Se incorporará a una empresa noruega de construcción que prevé disponer de ocho de ellas en un futuro próximo.

Caterpillar presenta la primera excavadora eléctrica de orugas de 26 toneladas. Fotos de Ole Henrik Johansen-Tek.no.
Caterpillar presenta la primera excavadora eléctrica de orugas de 26 toneladas. Fotos de Ole Henrik Johansen-Tek.no.

Caterpillar ha construido un prototipo de excavadora eléctrica de orugas de 26 toneladas, con una batería de 300 kWh de capacidad especialmente diseñada para las tareas de construcción. Es capaz de soportar entre cinco y siete horas de funcionamiento, que pueden ser recuperadas durante la noche gracias a un sistema de recarga rápida.

El prototipo presentado por Caterpillar ha sido construido en la localidad noruega de Gjelleråsen, con la colaboración de Pon Equipment, una empresa danesa con la que trabaja habitualmente en el desarrollo de sus excavadoras. Su destino es la empresa de construcción Veidekke que planea emplear ocho de ellas en un futuro. Según la compañía, el uso de equipos eléctricos en la construcción facilita el trabajo de los empleados, reduciendo la contaminación y el ruido.

Sistema eléctrico de la excavadora de Caterpillar. Fotos de Ole Henrik Johansen-Tek.no

Sistema eléctrico de la excavadora de Caterpillar. Fotos de Ole Henrik Johansen-Tek.no.

El sistema de orugas con el que se desplaza la excavadora lo mueve un silencioso motor eléctrico de 122 kW (163 CV). El único ruido que emite es de los mecanismos hidráulicos de trabajo. Para alimentar a todos ellos, cuenta con una batería de 300 kWh de capacidad que soporta entre cinco y siete horas de trabajo. Su peso es de 3,4 toneladas, y ha sido diseñada para soportar las bruscas condiciones de trabajo a las que va a ser sometida. La recarga exige que la excavadora permanezca enchufada durante la noche.

Caterpillar afirma que es la primera vez que se electrifica una excavadora de esta categoría. Øivind Larsen, director de construcción de Veidekke, ha asegurado que una única máquina como esta reducirá sus emisiones de CO2 en 52 toneladas: “Para nosotros, es importante incorporar nuevas tecnologías que reduzcan las emisiones de nuestro parque de máquinas, y no menos importante, para mejorar la calidad de trabajo de aquellos que las manejan”. Según Larsen, reemplazar las 2.500 excavadoras de este tamaño que, aproximadamente, mantienen operativas las empresas de construcción noruegas en todo el país, sería equivalente a retirar 60.000 coches térmicos de las carreteras.

Todos los sistemas hidráulicos de la excavadora eléctrica de Caterpillar  son alimentados por la batería de 300 kWh de capacidad. Fotos de Ole Henrik Johansen-Tek.no

Todos los sistemas hidráulicos de la excavadora eléctrica de Caterpillar son alimentados por la batería de 300 kWh de capacidad. Fotos de Ole Henrik Johansen-Tek.no.

Este prototipo desarrollado por Caterpillar se suma a otras iniciativas similares, aunque con máquinas de menor tamaño, que han sido presentadas con anterioridad. Volvo CE presentó hace unas semanas sus primeras excavadoras y cargadoras compactas eléctricas que estarán disponibles de forma gradual a partir de 2020. También Hyundai, en colaboración con Cummins, ha desarrollado una miniexcavadora eléctrica para trabajos urbanos.

Caterpillar también ha demostrado su interés por la electrificación de la industria del automóvil invirtiendo en Fisker, la nueva compañía creada por el conocido diseñador y empresario americano, para apoyar el desarrollo de baterías en estado sólido.

Conversaciones: