Híbridos y Eléctricos

ENTREGAS ESPERADAS PARA 2024

DHL encarga 12 aviones eléctricos Alice para su red de distribución

La empresa de transporte DHL acaba de firmar un acuerdo por 12 aviones Alice de la empresa Eviation. 12 aeronaves eléctricas que cubrirán las rutas de corta distancia.

avion-electrico-alice-dhl_portada
DHL encarga 12 aviones eléctricos Alice para su red de distribución

La aviación sostenible está cada vez más cerca de ser una realidad. La empresa de logística DHL Express acaba de solicitar la fabricación de 12 aeronaves Alice completamente eléctricas fabricadas por la empresa americana Eviation. Se trata de un contrato muy importante para la industria, porque es uno de los primeros de este tipo en materializarse. Se espera que las primeras entregas se realicen a lo largo de 2024.

Cada poco hablamos de un nuevo avión o una nueva aerolínea eléctrica. Sin embargo, pocas de esas empresas acaban materializando contratos tan importantes y jugosos como el firmado esta misma semana por DHL y Eviation. Más si cabe si tenemos en cuenta que los aviones todavía no han traspasado las pantallas del ordenador. Todo el mundo espera que el Alice se convierta en uno de los primeros aviones eléctricos del mercado, y para cumplir con los plazos sus primeras pruebas de vuelo real deberían arrancar a finales de este año.

Tras analizar el mercado la empresa alemana de logística ha decidido apostar por el Alice gracias a sus características teóricas. Según la ficha técnica, el modelo de Eviation tiene una potencia máxima de más de 1.700 caballos con un rango de actuación de 440 millas náuticas, unos 815 kilómetros. Distancia que consigue gracias a unas baterías de alta densidad de 820 kWh de capacidad.

avion-electrico-alice-dhl_01

Especificaciones técnicas del avión eléctrico Eviation Alice.

Ese rango de autonomía podrá recorrerse a una velocidad máxima ligeramente superior a los 400 kilómetros por hora. A pesar de sus recortadas dimensiones, 18 metros de envergadura de alas y 17 metros de largo, es capaz de cargar con más de 1.100 kilogramos de carga. El peso máximo en despegue ronda los 6.700 kilogramos, de los cuales 3.720 kilogramos proceden del enorme pack de baterías necesarias.

Eso supone unos nueve pasajeros y carga, aunque en este caso DHL Express quiere que el Alice venga completamente desnudo por dentro para así poder llenar toda la cabina con carga. Carga que no podrá ser muy pesada pero que sí podrá trabajar a buen ritmo. Los primeros ensayos concluyen que el Alice podrá recargar sus baterías mientras se procede a la carga y descarga y a las labores de mantenimiento y asistencia en tierra. El tiempo estimado es de 30 minutos de recarga por vuelo.

Si realmente los datos teóricos acaban convirtiéndose en verdaderos, la logística alemana espera poder trabajar más rápido, y también más barato, ya que las cifras estiman que el coste operativo por vuelo será considerablemente menor con un aparato eléctrico como el Alice. Su menor cantidad de piezas hará que las labores de mantenimiento sean menores y más rápidas. Sumando además que el coste por kWh es muy inferior al del queroseno habitual en la industria.

Conversaciones: