Híbridos y Eléctricos

TRAS EL RECHAZO DE RIVIAN

General Motors construirá una camioneta pick-up eléctrica, con o sin ayuda externa

General Motors, a pesar de no conseguir un acuerdo con Rivian, lanzará su propia camioneta pick-up eléctrica.

La GMC Sierra es una de las camionetas candidatas a convertirse en eléctrica.
La GMC Sierra es una de las camionetas candidatas a convertirse en eléctrica.

General Motors trató de convencer a Rivian, la start-up de moda en los Estados Unidos, para que le ayudase en exclusiva a construir sus coches eléctricos de mayor tamaño. Ante la negativa de la nueva marca de vehículos eléctricos, que prefirió aliarse con Ford. Ford invertirá en Rivian 500 millones de dólares y esta le ayudaría a crear una F-150 eléctrica, dejando así a General Motors fuera de la jugada. Pero General Motors no se va a dar por vencido en sus esfuerzos de electrificar los coches más contaminantes de su catálogo, por lo que de todos modos lanzará al mercado una nueva camioneta pick-up completamente eléctrica.

Así lo ha confirmado Mary Barra, CEO de GM, en declaraciones a la revista Motor Authority, donde se asegura que el fabricante estadounidense llevará al mercado un rival para el Rivian R1T y la Ford F-150 eléctrica que derivará del mismo modelo. En el mismo segmento se espera que también haga aparición Tesla, quien durante la presentación del camión Semi hizo un guiño a los asistentes con una recreación de lo que podría ser su enorme camioneta pick-up eléctrica.

La posibilidad de lanzar un vehículo pesado para el campo y el trabajo salió a debate en la última junta de inversores de General Motors, donde supuestamente se acordó hacer la pick-up eléctrica una realidad, ya sea mediante un modelo completamente nuevo basado en una plataforma de nueva creación o mediante una adaptación de alguno de los modelos existentes. En un principio, según apuntan diversos medios estadounidenses, la posibilidad de desarrollar una gran plataforma eléctrica desde cero es la menos atractiva para la junta debido a los altos costes que ello conlleva, especialmente si General Motors no consigue el socio tecnológico que estaba buscando en Rivian. Por el contrario, la opción de transformar la Chevrolet Silverado o la GMC Sierra en un vehículo eléctrico podría ser menos costosa y mejor aceptada por la cúpula del fabricante.

Silverado_RST_4cil_01 (1)

La Chevrolet Silverado es una de las opciones de camioneta eléctrica que baraja General Motors.

En los últimos años, Chevrolet se ha consolidado como una de las marcas líderes en electrificación del automóvil. Buena prueba de ello son los Chevrolet Volt y Bolt, un coche eléctrico con extensor de autonomía y otro 100% eléctrico de baterías, que fueron precursores en el mercado. Aunque en los últimos tiempos la compañía ha anunciado una profunda reestructuración y la eliminación del Volt en el catálogo, Chevrolet cuenta con los avances tecnológicos, los proveedores necesarios y la imagen de marca para llevar su camioneta eléctrica, la Silverado, al mercado. Por otro lado, una camioneta pick-up eléctrica que se antoja de todo menos barata podría encajar mucho mejor en la marca GMC, una insignia mucho más enfocada el segmento prémium donde un vehículo de alto coste podría encontrar compradores dispuestos a hacer un importante desembolso.

Conversaciones: