Híbridos y Eléctricos

DESENCUENTRO ENTRE LAS PARTES

Hyundai podría rechazar firmar con Apple por su actitud dominante en el trato

Apple sigue adelante con las negociaciones para llevar a cabo su coche eléctrico. Pero en base a los últimos informes, parece ser que Hyundai no estaría del todo por la labor dada la actitud dominante de Apple en el trato.

El coche eléctrico de Apple inspirado en Tesla ve acelerado su desarrollo.
Hyundai podría eludir el trato con Apple por su actitud "de jefe".

Casi semanalmente, el culebrón del coche eléctrico de Apple suma un nuevo capítulo a su corto pero intenso periplo. Si Apple sigue sin confirmar de manera oficial que se encuentran desarrollando un coche eléctrico, ha habido dos pistas que definitivamente lo corroboran. La más importante de ellas fue que Hyundai compartiera un mensaje aclarando que se encontraba en conversaciones con los de Cupertino para fabricar su coche eléctrico.

Otra pista decisiva sobre el evidente coche eléctrico de Apple es que la compañía ofertó varios puestos de trabajo relacionados con la industria de la automoción, lo que confirmaba, además, que el coche será desarrollado por ellos pero fabricado por un socio.

Todo parecía apuntar que sería Hyundai Motors el aliado clave de Apple en el porvenir de la empresa americana en la industria de la automoción. Y es que el grupo coreano se plantea como un candidato perfecto para la compañía americana; tienen una plataforma eléctrica ya desarrollada y fábricas en suelo americano. Aunque luego más fuentes han señalado que Apple podría construir su propia fábrica para que luego un socio con experiencia (en esta caso KIA, propiedad de Hyundai) la operase.

Ahora, y en base a los últimos rumores sacados a la luz por Reuters y de los que desde Autoevolution se han hecho eco, podría ser que Hyundai estuviera no del todo predispuesta a llevar el coche eléctrico de Apple a cabo. Según apunta un directivo de la firma que no ha querido identificarse, la actitud dominante de Apple en el acuerdo no encaja con la predisposición que Hyundai tenía en un primer momento.

Una alianza con Apple tendría un claro beneficio para Hyundai, tanto bursátil como tecnológico, aunque sería la primera ocasión en la que el fabricante coreano se lanza a producir coches para un segundo. "Una cooperación con Apple puede ayudar inicialmente a elevar la imagen de marca de Hyundai o Kia. Pero a medio o largo plazo, solo proporcionaremos las carrocerías para los coches, y Apple haría el cerebro. Y no somos una empresa que fabrica coches para otros. No es como si trabajar con Apple siempre produjera grandes resultados", ha comentado una fuente no identificada dentro de la compañía coreana.

Si lo apuntado por Reuters resulta ser cierto, ambas compañías pretenden tener un papel ciertamente dominante en el trato. Comentaba al medio americano una fuente cercana a las negociaciones: "Apple es el jefe. Ellos hacen su marketing, hacen sus productos y hacen su marca. Hyundai también es jefe. Es algo que realmente no funciona". Y es que un aspecto que no se puede negar sobre el futuro de este incierto trato entre ambos fabricantes, es que Apple sí necesita de Hyundai (o de cualquier otro socio), mientras que Hyundai no necesita a Apple.

Si todo iba conforme a lo que establecían los rumores inicialmente, el anuncio del trato debería producirse para este mismo marzo, con una versión conceptual o beta del coche eléctrico que llegaría en algún punto de 2022. Pero dado lo estancadas que parecen estar las conversaciones, podrían resultar en que Apple acudiera a una mano ejecutora más dócil, como Foxconn o Geely.

Conversaciones: