Híbridos y Eléctricos

NUEVA LEY PARA 2019

Japón quiere tener puntos de carga eléctricos y de hidrógeno en las gasolineras

De esta manera el gobierno de Japón quiere promover el uso de coches eléctricos y de pila de combustible, por encima de los vehículos de gasolina.

Japón quiere tener puntos de carga eléctricos y de hidrógeno en las gasolineras.
Japón quiere tener puntos de carga eléctricos y de hidrógeno en las gasolineras.

Japón quiere promover mucho más el uso de coches ecológicos, y para ello planean flexibilizar las restricciones que impiden que muchas estaciones de servicio agreguen puntos de carga de vehículos eléctricos y de hidrógeno. Actualmente, la ley de seguridad contra incendios de Japón determina que las estaciones de carga para vehículos eléctricos y de pila de combustible deben estar a unos 10 metros de distancia de una bomba de gasolina, pero esto podría cambiar.

El Ministerio de Economía, Comercio e Industria (METI) de Japón está revisando los estándares para permitir que las gasolineras instalen puntos de carga eléctrica junto con los de carburantes tradicionales. Es probable que, inicialmente, se lleven a cabo pruebas en algunas zonas específicas. METI establecerá un grupo de estudio que incluirá representantes de las industrias de petróleo y gas, y miembros de la Agencia de Administración de Incendios y Desastres de Japón, con el objetivo de flexibilizar las normas tan pronto como en 2019.

Actualmente, las estaciones de servicio solo pueden operar lavados de coches y otros negocios pequeños secundarios junto a las bombas. Pero la nueva iniciativa quiere permitirles a las estaciones operar tiendas e incluso supermercados juntos a las redes de carga, para incrementar los ingresos de las gasolineras.

Las estaciones de gasolina también están obligadas a tener al menos un empleado presente en todo momento, incluso en las estaciones de autoservicio. Ahora METI considerará estaciones de servicio sin asistencia humana. Los tanques de suministro de combustible en las estaciones actualmente deben instalarse bajo tierra, pero las reglas modificadas también permitirían colocar los tanques en la superficie.

Con el incremento en la popularidad de los vehículos eficientes y el aumento del uso del transporte compartido, la demanda japonesa de gasolina se está reduciendo de 1 a 2% anual. Había 31.467 estaciones de servicio a finales del año 2016, aproximadamente la mitad que en las dos décadas anteriores. Los fabricantes japoneses siguen ampliando su línea de coches verdes para cumplir con las regulaciones ambientales en diferentes países, como China y en Europa. Mientras tanto, hay aproximadamente 23.000 estaciones de carga de vehículos eléctricos en operación, junto con aproximadamente 100 estaciones de hidrógeno. Las autoridades niponas se han propuesto crear 320 estaciones de hidrógeno para 2025.

Conversaciones: