Híbridos y Eléctricos

LOS 8 PRINCIPALES FABRICANTES

El sector del automóvil rompe la hucha: 271.000 millones de inversión para el coche eléctrico

El cambio en la forma de movernos supondrá que las compañías de automóviles inviertan enormes cantidades de dinero. Programas de desarrollo que durarán años.

collage
collage

La industria del automóvil se ha enfrentado a numerosos retos a lo largo de sus más de 100 años de historia. El sector es uno de los que más dinero invierte en el delicado y esencial proceso de I+D. La revolución del coche eléctrico marcará una nueva etapa que vendrá acompañada de las más fuertes inversiones que jamás hayamos visto. Los fabricantes de coches abren la cartera con una inversión de más de 271.000 millones para acelerar e implantar el coche eléctrico en nuestras vidas.

No es extraño que cada poco tiempo un gran fabricante anuncie un nuevo programa de desarrollo o una nueva inversión en tecnología y sistemas. A lo largo de los últimos meses hemos asistido a importantes anuncios por parte de los grandes fabricantes: Stellantis, Ford, General Motors, Volkswagen, Toyota, Hyundai o Renault han informado sobre ingentes cantidades de dinero invertido con el único propósito de electrificar su gama de modelos. Cada compañía marca plazos diferentes, pero todas tienen el mismo objetivo.

Pocas veces a lo largo de la historia hemos visto semejantes cantidades invertidas en un único propósito. Si sumamos la inversión de los ocho principales grupos automovilísticos mundiales la suma final sería de 271.426 millones de euros. Aproximadamente una quinta parte del PIB de España. Como siempre, cada conglomerado destinará más o menos capital para la reconversión de su flota, y siempre se acompaña dicha inversión de una serie de condicionantes que tienen que coincidir en el tiempo: “siempre que las condiciones del mercado lo permitan”.

Volkswagen, uno de los actores principales de la industria, ha anunciado una inversión de 159.000 millones de euros de cara a 2026, de los cuales 52.000 millones se destinarán exclusivamente al apartado eléctrico: actualización de factorías, investigación de productos, producción y mucho más. Los alemanes han tenido que abrir la cartera más de una vez, pues esperaban que el coste final rondaría los 35.000 millones entre 2021 y 2025, obviamente no eran suficientes.

Toyota por su parte ha sido una de las últimas en sumarse al carro. Los japoneses siempre han sido firmes defensores de que solo invertirían en la movilidad eléctrica cuando esta estuviera realmente adaptada a la sociedad. Con un plan comercial de 30 modelos eléctricos hasta el año 2030, y con el objetivo de convertir a Lexus en una firma eléctrica, los japoneses no han anunciado un paso 100% eléctrico, pero sí que destinarán cuatro billones de yenes, unos 31.000 millones de euros en el desarrollo de esa nueva familia eléctrica.

Los anuncios llegan de todas las partes del mundo, marcas americanas como General Motors o Ford también han comunicado casi 58.000 millones destinados a programas eléctricos. El récord lo ostenta Mercedes-Benz. Los alemanes han apostado fuertemente por la nueva estrategia, y para ello se gastarán más dinero que ninguna; 60.000 millones de euros hasta 2026. Todo para cumplir su objetivo de estar en disposición de volverse una marca eléctrica de cara a 2030. Recordemos: “siempre que las condiciones del mercado lo permitan”.

Inversiones por fabricante y año/horizonte temporal:

  • Mercedes-Benz: 60.000 millones (hasta 2026)
  • Volkswagen: 52.000 millones (hasta 2026)
  • General Motors: 31.211 millones (hasta 2025)
  • Toyota: 30.963 millones (hasta 2030)
  • Stellantis: 30.000 millones (hasta 2025)
  • Ford: 26.752 millones (hasta 2025)
  • Renault-Mitsubishi-Nissan: 23.000 millones (hasta 2026)
  • Hyundai: 17.500 millones (hasta 2025)
Conversaciones: