Híbridos y Eléctricos

ABARATARÁ LOS COSTES DE FABRICACIÓN

Tesla implementará mejoras en sus baterías a partir de 2019

Tesla introducirá, a partir de 2019, unas nuevas celdas de baterías en sus coches eléctricos con mayor densidad energética y autonomía mejorada para abaratar los costes de fabricación.

El Tesla Model 3 recibirá unas nuevas celdas de baterías con mayor densidad energética.
El Tesla Model 3 recibirá unas nuevas celdas de baterías con mayor densidad energética.

Uno de los rasgos distintivos de Tesla es su constante inversión en el desarrollo de mejoras para sus componentes, especialmente en lo que a baterías se refiere. Recientemente, la compañía californiana ha abierto las puertas de su Gigafactoría de Nevada –donde fabrica y ensambla los paquetes de baterías que motivan sus coches eléctricos­– a la cadena norteamericana NBC. Con motivo de esta visita Tesla, a través del Presidente del área de automoción, Jerome Guillen, ha dado a conocer mayores detalles acerca de los progresos en la fabricación de baterías por parte de la marca dirigida por Elon Musk.

Guillen ha revelado que se han instalado nuevas líneas de producción y se ha mejorado el diseño de las existentes, con lo que se consiguió superar los 20 GWh de producción anual y se aumentaron los efectos de las economías de escala. Pero Tesla no solamente fabrica celdas de baterías más baratas, sino que también ha evolucionado el diseño de las mismas para mejorarlas “según el plan establecido para los próximos años”, aseguró el Presidente de Automoción en Tesla.

Para ser más concisos, las celdas que fabrica y ensambla Tesla en Nevada, las 2170, son las que terminan en los bajos de todos y cada uno de los Model 3 que salen de la fábrica de Fremont. Esta celda de iones de litio ya solía ser más eficiente y económica que las 18650 de Panasonic habituales en los Model S y X. Pero ahora, según Elon Musk, las baterías 2170 tendrán todavía “más densidad energética, serán más ligeras y baratas de producir”.

La nueva generación de celdas de ion-litio deberían llegar a los coches eléctricos de Tesla antes de que acabe 2018, para más tarde fabricarlas en gran volumen “en algún momento del primer trimestre” de 2019. Según Electrek, que cita directamente a Elon Musk, con esta nueva celda de batería Tesla pretende que sus coches sean “más livianos, mejores y baratos, además de alcanzar una mayor autonomía”. En cambio, estas mejoras no implican que se tenga que modificar el catálogo actual, sino que con menos celdas el fabricante podría conseguir la autonomía prometida por cada modelo, abaratando de esta forma los costes de fabricación y posibilitando que el Model 3 de 35.000 dólares sea un coche mucho más rentable de fabricar.

Conversaciones: