Híbridos y Eléctricos

MODO 'POSTURA DEL GUEPARDO'

Tesla mejora la aceleración del Model S Performance y deja el 0-96 km/h en 2,3 segundos

El Tesla Model S Performance ya era uno de los coches más rápidos del mercado, pero Tesla ha vuelto a mejorar su aceleración de 0 a 100 km/h gracias, fundamentalmente, al nuevo modo 'Cheetah Stance'.

Tesla mejora la aceleración del Model S Performance y deja el 0-96 km/h en 2,3 segundos
Tesla mejora la aceleración del Model S Performance y deja el 0-96 km/h en 2,3 segundos

Probablemente una mayor aceleración no sea la prioridad principal en una gran berlina pero, ¿a quién no le gusta tener un coche más rápido? El Tesla Model S Performance ya era uno de los coches más rápidos en línea recta que existen en el mercado, pero no contentos con ellos, en Tesla han vuelto a mejorar sus tiempos en el 0-96 km/h (el 0-60 mph anglosajón).

Así lo ha reflejado el fabricante de coches eléctricos estadounidense en su página web, donde el Tesla Model S Performance ahora muestra un 0-96 km/h en sólo 2,3 segundos. La mejora es marginal (lógico, por otra parte, cuando hay tan poco margen): tan sólo una décima de segundo respecto a lo que había antes, por lo que en la práctica apenas será perceptible. Pero servirá para poder decirle al amigo o al vecino que tu coche, el mismo que tenías antes, vuelve a ser más rápido gracias a una actualización.

En la web de Tesla en español todavía no se han actualizado las cifras prestacionales, aunque previsiblemente se reducirá igualmente en una décima de segundo, lo que significaría dejar el 0-100 km/h en 2,4 segundos. El coche eléctrico que más cerca se queda de conseguir esta cifra es el Porsche Taycan Turbo S, si bien el modelo alemán ha demostrado que puede soportar numerosas aceleraciones seguidas mientras el Model S Performance desfallece después de un par de carreras.

La clave para esta mejora en la aceleración hay que buscarla en el nuevo modo 'Cheetah Stance' (postura del guepardo) que Tesla ha estrenado recientemente. Esta nueva funcionalidad, inspirada en los guepardos en el momento que inician un sprint, reduce la altura del eje delantero, lo que permite equilibrar el cabeceo al acelerar y mejorar la tracción en ambos ejes.

Conversaciones: