Híbridos y Eléctricos

INTENTO DE PRIVATIZACIÓN

Volkswagen y Silver Lake habrían intentado invertir 30.000 millones en Tesla

Volkswagen y Silver Lake habrían estado interesadas en invertir en la privatización de Tesla aportando hasta 30.000 millones de dólares, aunque Musk habría desestimado la idea rápidamente.

Elon Musk habría desestimado una inversión de Volkswagen y Silver Lake que le habría ayudado a privatizar Tesla.
Elon Musk habría desestimado una inversión de Volkswagen y Silver Lake que le habría ayudado a privatizar Tesla.

El día 7 de agosto las acciones de Tesla se dispararon hasta llegar a un precio de casi 380 dólares por acción. Tres semanas más tarde, el precio actual es de 310 dólares por acción. Este lunes, 27 de agosto, Tesla caía otro 5% en bolsa tras el anuncio de Elon Musk, CEO y director de la compañía, asegurando que, de momento, deja correr sus planes de privatizar la marca recomprando sus acciones a un precio de 420 dólares por acción.

Según fuentes cercanas a todas las negociaciones sobre la privatización de la empresa californiana citadas por el Wall Street Journal, en medio de todo el lío habría habido un acuerdo sobre la mesa que involucraba a Volkswagen y a Silver Lake, una firma inversora, en las opciones para financiar la privatización. "El miércoles por la noche, en una presentación para Musk, había un lista de inversores con mucho dinero, incluidos Volkswagen y Silver Lake, que habían acordado contribuir hasta 30.000 millones de dólares", expone el rotativo estadounidense.

Elon-Musk-CEO-worldtoptrend

Demasiado poder

Elon Musk no se lo habría llegado a pensar demasiado antes de mostrar su poco convencimiento por el trato porque, según él mismo, Volkswagen podría tener demasiado poder sobre Tesla si se diera una inversión tan grande. Según publicó Musk en el blog de Tesla, para seguir explicando por qué ha tomado la decisión de no privatizar la empresa, los accionistas tampoco las tenían todas consigo. "Varios accionistas institucionales aseguran que tienen normas que les limitan cuánto pueden invertir en empresas privadas. Tampoco existe un modo seguro para que todos los accionistas privados puedan poseer acciones si nos privatizamos. Aunque la mayoría de los accionistas con los que hablé me aseguraron que seguirían en Tesla". Musk también comunicaba que la sensación general era que los accionistas no querían que la marca saliera de la bolsa.

Para terminar de explicar por qué inició todo el proceso con el mensaje en Twitter, Musk dice que cree que la operación se podría dar "ahora o nunca". Según un correo electrónico enviado por el mismo CEO de la compañía al periódico estadounidense, el presidente de Tesla cree que el valor de la marca se disparará en los próximos meses y años, haciendo que una privatización quede totalmente fuera del alcance de cualquier inversor.

La clave para que se materializara esta afirmación de Elon sería que la marca empezara a presentar beneficios de forma sostenida en el tiempo. Según el CEO, la empresa presentará números verdes a finales de año y, si la tendencia fuera alcista, el valor de la marca en bolsa podría aumentar considerablemente. 

Conversaciones: