Híbridos y Eléctricos

77,37 MILLONES DE DÓLARES

Xiaomi compra Deepmotion y avanza en el desarrollo de su coche eléctrico y autónomo

La empresa tecnológica china, vuelve a saltar a la palestra a consecuencia de nuevos movimientos con respecto a su futuro coche eléctrico autónomo, después de invertir más de 77 millones de dólares en la adquisición de Deepmotion, empresa especializada en este tipo de sistemas autónomos.

xiaomi-compra-deepmotion-vehiculo-electrico-autonomo_portada
Xiaomi compra Deepmotion y avanza en el desarrollo de su coche eléctrico y autónomo

Si bien, desde Xiaomi, nos llegan últimamente importantes noticias sobre su próximo gran proyecto de coche eléctrico. Hace apenas unas horas supimos sobre la intención de la empresa china de comprar todo el conglomerado de la antigua SAAB, de la que se beneficiaría de sus instalaciones para poder fabricar su vehículo. Pero las novedades con respecto a este misterioso desembarco automotriz, no vienen solas. 

Las últimas noticias con respecto a este nuevo vehículo nos hablan sobre la posibilidad de que se trate de un coche provisto de un sistema autónomo, o al menos, con una alta carga de autonomía sobre él. Este dato proviene directamente de un nuevo acuerdo que, al parecer, ha llegado Xiaomi con la firma Deepmotion, al adquirirla por un total de 77,37 millones de dólares. 

Deepmotion es una empresa con sede en Beijing, especializada en la integración de sistemas autónomos, algo que ha hecho saltar todas las alarmas sobre la incorporación de esta tecnología en el futuro vehículo eléctrico de Xiaomi. La marca china ya anunció el pasado mes de marzo que llevaría a cabo el desarrollo de un coche eléctrico e inteligente, y que para ello, invertirían un montante inicial de 10 mil millones de dólares en los próximos 10 años. Queda claro que la cifra de adquisición de Deepmotion se queda muy pequeña si miramos la estimación de inversión total que Xiaomi tiene prevista. 

xiaomi-compra-deepmotion

Foto de archivo de las oficinas de Deepmotion.

A pesar de todos estos datos, desde Xiaomi son bastante discretos para con el proyecto de su futuro coche eléctrico, pues aún no sabemos datos relevantes a su mecánica, diseño o presentación oficial. Sí sabemos que, en primera instancia, este vehículo no saldría de China, al menos hasta que su desarrollo y especificaciones no sean las mínimas exigidas por la Unión Europea u otros organismos internacionales. Crearían así un rival para marcas como Huawei, la cual tiene un plan muy próximo a Xiaomi sobre su también futuro coche eléctrico. Aunque, por supuesto, en un plan futuro, este vehículo se lanzaría a nivel mundial, de cara a competir con rivales de mayor calado y asentamiento en el sector, como podría ser Tesla. 

En este orden de cosas, también se encuentra Apple y su desarrollo de un coche eléctrico propio. La marca de Cupertino, tal y como ya nos tiene acostumbrados, posee un hermetismo total sobre los datos relativos a su futuro vehículo. Realmente, todo -o lo poco- que se sabe sobre su desarrollo ha sido a causa de filtraciones realizadas por otras empresas o rumores en general. El gran chivatazo llegó por parte de Hyundai, ya que ambas empresas emprendieron conversaciones para llevar a cabo la fabricación del eléctrico americano; acuerdo que dieron por cerrado cuando los surcoreanos dieron más datos de los que Apple quería transmitir. 

Desde hace ya muchos años el Apple Car suena con mucha fuerza, pero es un proyecto que está llevando a Apple más tiempo del que quizás podríamos imaginar, aunque, a no mucho tardar, deberíamos tener los primeros datos sobre él. Al fin y al cabo, construir un vehículo es mucho más complicado que diseñar un teléfono móvil o un ordenador, ya que posee muchas más partes mecánicas y de seguridad personal, por lo que no deberíamos tardar demasiado en obtener nuevas noticias sobre la situación actual de este, ya sea por acuerdos firmados con empresas de fabricación o para que los desarrolladores comiencen a moldear los primeros bocetos de lo que será el sistema de software que integrará este coche.

En cualquier caso, el sector de las empresas tecnológicas ha encontrado un nuevo camino al que poder adentrarse gracias a la implementación de los vehículos eléctricos y la multitud de sistemas de software que estas se ven capaces de desarrollar. Xiaomi, Huawei y Apple, tres conocidas empresas de calado internacional que se verán las caras en un sector nuevo para todas ellas.

Conversaciones: