Híbridos y Eléctricos

JOSÉ MARÍA TEROL, PRESIDENTE Y CONSEJERO DELEGADO DE MAZDA ESPAÑA

“El 70% de las ventas totales de Mazda corresponderán a coches electrificados en 2020”

Para lograrlo, además de la actual gama de modelos híbridos, el compacto Mazda3 y el SUV Mazda CX-30, tiene previsto lanzar el Mazda2 con hibridación y su primer modelo 100% eléctrico.

José María Terol, Presidente y Consejero Delegado de Mazda Automóviles España.
José María Terol, Presidente y Consejero Delegado de Mazda Automóviles España.

José María Terol, nacido en Gijón, es licenciado en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid y realizó el Programa de Dirección General (PDG) por el IESE en Madrid. Tras una larga trayectoria de cerca de veinte años en Ford España, en enero de 2004 asumió el cargo de Presidente y Consejero Delegado de Mazda Automóviles España, para luego ocupar en 2007 la Dirección Regional del área Suroeste de Mazda Motor Europe. A partir de abril de 2012, Terol volvió a asumir el puesto de Consejero Delegado de Mazda Automóviles España. 

PREGUNTA. Con qué “mix” de vehículos eléctricos e híbridos va a contar Mazda para el futuro más inmediato, cuáles son las previsiones de producción y venta, y cuál va ser el calendario de los próximos lanzamiento de modelos electrificados.

RESPUESTA. Mazda se ha consolidado en puestos de liderazgo en ventas de vehículos electrificados en el mercado español, ocupando actualmente la 6ª posición del ranking absoluto de marcas. Nuestra previsión para 2020 es que alrededor de un 70% de las ventas totales de Mazda correspondan a modelos electrificados, por lo que pasaríamos a estar entre las tres primeras marcas del mercado en este aspecto. Para lograrlo, además de la actual gama de modelos híbridos, el compacto Mazda3 y el SUV Mazda CX-30, tenemos previsto lanzar el Mazda2 con hibridación y nuestro primer modelo 100% eléctrico.

P. ¿Cómo se está preparando la posventa (formación, servicios, instalaciones, etc.) para un mayor presencia de los vehículos electrificados?

R. Para el lanzamiento de nuestra gama híbrida actual, nuestro equipo de posventa organizó una formación específica dirigida a concesionarios. De cara al lanzamiento de nuestro primer modelo eléctrico, actualmente nos encontramos todavía en fase de recopilación de información para comenzar a preparar los contenidos que impartiremos a toda nuestra red durante los meses previos a su comercialización.

P. Si fabricar un motor eléctrico requiere aproximadamente el 30% menos de tiempo y menor número de componentes que uno de gasolina, ¿cómo cree que va a afectar al ecosistema laboral de la marca? ¿y a los proveedores?

R. Si bien la fabricación de coches 100% eléctricos puede requerir algo menos de mano de obra, la fabricación de híbridos, por el contrario, necesita más que en el caso de vehículos que se mueven únicamente con motor de combustión interna, por lo que no prevemos grandes cambios en cuanto a necesidades de plantilla por este motivo. Por otra parte, Mazda ha anunciado la inauguración de una nueva planta en EE.UU. en 2021, lo que sí implicará la necesidad de contratar más personal.

P. En cuanto al tema de las baterías,  ¿Cómo cree y prevé que va a condicionar el futuro tecnológico (mayor densidad energética, ciclos,  seguridad, etc.), el económico (costes) y el de producción para la marca? 

R. La demanda de los coches eléctricos todavía es bastante incierta y con ella la de las baterías. No obstante, estamos convencidos de que éstas van a ir mejorando progresivamente en términos de capacidad, autonomía, rapidez de recarga y costes. En Mazda apostamos por reducir las emisiones reales de CO2 con las distintas tecnologías que tenemos al alcance en un 50% en 2030 y en un 90% en 2050, incluida la electrificación, ese debe ser nuestro enfoque hacia el futuro tecnológico. 

P. Una de las preocupaciones de los potenciales compradores de vehículos eléctricos es la manifiesta falta de infraestructuras de recarga. ¿Cómo cree que debería afrontarse una rápida solución al problema? ¿Cuál es su apuesta personal?

R. En este caso son las administraciones públicas y las compañías eléctricas, especialmente éstas últimas, las que deben asumir la iniciativa y la responsabilidad de proveer de las infraestructuras de recarga necesarias para el impulso de la electrificación, tal y como hicieron en su día las petroleras en el desarrollo de una extensa red de gasolineras. 

P. Además del cambio tecnológico, también asistimos a un cambio social en el que las opciones de compra se abren a las de servicios. ¿Cómo analizan estos cambios en los hábitos de consumo?

R. Mazda es una marca pionera en ofrecer productos y servicios de movilidad competitivos para sus clientes. Así, aproximadamente el 75% de los coches que vendemos han sido financiados por Mazda Financial Services o en renting a través de Mazda Renting o a través de Rent & Drive, el renting para clientes particulares. Además, un porcentaje similar disfruta de planes de mantenimiento a largo plazo, y casi un 50% de nuestro producto de extensión de garantía.

Por tanto, seguiremos estudiando posibilidades de ampliar nuestra oferta de productos y servicios, adaptándonos a las necesidades del cliente.

P.  ¿Cómo valoran las medidas y se preparan para afrontar las progresivas limitaciones de CO2 impuestas para los fabricantes en los próximos años? 

R. Gracias al excelente trabajo realizado por nuestros ingenieros durante los últimos años en la optimización de los motores de combustión interna y su asociación a sistemas de hibridación, actualmente contamos con una gama ultra eficiente que nos permite afrontar con garantías las próximas limitaciones en cuanto a emisiones. A esto se sumará la incorporación del resto de alternativas tecnológicas que hemos mencionado anteriormente.

P. Una de las claves del proceso de transformación industrial del sector del automóvil está determinada por la implementación de las tecnologías que conforman la Industria 4.0. ¿Nos podría hacer una valoración del grado de aplicación y los retos que supone su integración?

R. En el caso concreto de Mazda Automóviles España, somos pioneros del sector en la recopilación sistemática de datos relativos al negocio, ya que comenzamos en 2003 con el uso de las primeras herramientas y sistemas de este tipo.

Actualmente, herramientas como Big Data, Machine Learning o Business Inteligence nos ayudan a desarrollar modelos predictivos, lo que nos permite comprender mejor nuestro negocio, mejorar la eficiencia de nuestros procesos y ofrecer una experiencia de cliente óptima. La digitalización y un uso intensivo de datos solo aportan valor en la medida en que exista una estrategia corporativa detrás que nos permitan conseguir estos objetivos.

 


Esta entrevista aparece en la edición impresa de Octubre de 2019.

Conversaciones: