Híbridos y Eléctricos

RECORTAR GASTOS PARA INVERTIR EN MOVILIDAD ELÉCTRICA

El precio a pagar por la electrificación: Audi eliminará 9.500 empleos en Alemania de aquí a 2025

Con esta medida, que aseguran no conllevará despidos directos, Audi espera ahorrar 6.000 millones de euros y tener más capacidad de invertir en movilidad eléctrica.

El precio a pagar por la electrificación: Audi eliminará 9.500 empleos de aquí a 2025
El precio a pagar por la electrificación: Audi eliminará 9.500 empleos de aquí a 2025

Audi ha anunciado que eliminará 9.500 puestos de trabajo en Alemania de aquí al año 2025, el once por ciento de su plantilla, en un comunicado en el que ha hablado de sus planes de reestructuración futuros y los cambios que supondrá. La eliminación de los puestos de trabajo se hará mediante el no reemplazo de los trabajadores que se vayan jubilando y la reestructuración, dice Audi, se llevará a cabo sin despidos. El objetivo es conseguir aumentar la competitividad en un marco de «transformación de la industria hacia la movilidad eléctrica».

Efectivamente, es el peaje a pagar para preparar el terreno de la movilidad eléctrica y las tecnologías de conducción autónoma. Tanto una como otra necesitan grandes cantidades de dinero para desarrollar nuevas plataformas específicas para eléctricos, desarrollar y lanzar un gran número de nuevos modelos, transformar fábricas o preparar la tecnología de sistemas autónomos. Con la eliminación de estos 9.500 puestos de trabajo, Audi espera ahorrar 6.000 millones de euros y asegurarse un margen de beneficio operativo de entre un 9% y un 11%.

Según el fabricante de los cuatro aros, «la empresa debe estar en forma y preparada para el futuro, lo que significa que algunos perfiles de trabajo ya no serán necesarios y se crearán otros nuevos» y en el mismo comunicado ha anunciado la creación de 2.000 empleos de nuevos perfiles en las áreas de movilidad eléctrica, digitalización y conducción autónoma. 

La reestructuración que se llevará a cabo incentivará las jubilaciones anticipadas y no se alegarán despidos «por motivos operacionales» hasta el 31 de diciembre de 2029. Dicho de otra manera, Audi se ha comprometido a no hacer despidos puros y duros en, al menos, los próximos diez años. La compañía también mejorará su plan de pensiones a partir de 2021, con provisiones de hasta 50 millones de euros anuales.

Así mismo, la empresa y los trabajadores han llegado a un acuerdo para alcanzar una producción anual de 450.000 y 225.000 unidades en las plantas alemanas de Ingolstadt y Neckarsulm, respectivamente. La fábrica de Ingolstadt está en pleno proceso de transformación para la fabricación de coches eléctricos y en la planta de Neckarsulm, donde se empezará a fabricar el Audi e-tron GT a partir del año que viene, se invertirán 300 millones de euros gradualmente de aquí a 2025 para el mismo cometido.

Estas medidas anunciadas ahora forman parte de un plan económico mayor, mediante el cual Audi espera conseguir 15.000 millones de euros hasta 2022. Recientemente Daimler (la matriz de Mercedes-Benz) anunció la eliminación de 1.100 puestos ejecutivos, y en verano Ford hizo lo propio anunciando un recorte de hasta 12.000 empleos en Europa hasta finales de 2020. Todas estas medidas tienen un denominador común, y es la necesidad de ahorrar costes en los próximos años para afrontar el profundo cambio que está viviendo la industria a tenor de la electrificación.

Conversaciones: