Híbridos y Eléctricos

LANZAMIENTO EN 2025

Así es la configuración electromecánica del primer coche eléctrico de Ferrari

El icónico fabricante lanzará su primer superdeportivo eléctrico en 2025, pero para este tipo de coches eléctricos, que se mueven pegados al suelo, la solución de poner la batería en la parte baja no vale: Ferrari baraja otra alternativa.

Ferrari 296 GTB.
Ferrari 296 GTB.

La creciente popularidad de los coches con tipología SUV y las estrictas normas de emisiones que obligan a los fabricantes de automóviles a adoptar tecnologías de tren motriz neutrales en carbono marcarán el comienzo de un cambio radical en la línea de productos de Ferrari durante esta década. La marca del Cavallino Rampante tiene previsto lanzar su primer coche eléctrico, un SUV, en 2022, al que seguirá un el primer superdeportivo de la marca en 2024-2025.

“Estamos muy entusiasmados con nuestro primer Ferrari totalmente eléctrico que planeamos presentar en 2025, y puede estar seguro de que será todo lo que sueñan los ingenieros y diseñadores de Maranello para un hito de nuestra historia”, afirma la marca italiana.

Según un informe anterior de CAR, el Ferrari F175, que oficialmente se conoce como Ferrari Purosangue, tendrá dos variantes eléctricas puras. Bajo el nombre en código Ferrari F244 y Ferrari F245, estos dos vehículos eléctricos Ferrari deberían llegar al mercado en 2024 y 2026, según esta información.

La publicación británica no detalla su se trata de vehículos de dos puertas, cuatro puertas o una combinación de ambas posibilidades. Introducir su tecnología eléctrica en un SUV antes que un superdeportivo es técnicamente más fácil. Gracias a la altura adicional de este formato, es posible  empaquetar fácilmente una batería grande en la parte baja del vehículo

Además, esta configuración también evitaría poner en peligro el nombre de la marca si la tecnología implementada desarrollara compromisos inasumibles entre la autonomía y el rendimiento cuando se aplicase a un superdeportivo. Sin embargo, tarde o temprano, después de este SUV eléctrico, Ferrari tendrá que fabricar un coche deportivo alimentado por baterías capaz de rendir incluso mejor que los de combustión y compatible con una autonomía aceptable.

Patente superdeportivo electrico.
Patente superdeportivo electrico Ferrari-portada

La solicitud de patente de Ferrari presentada en la USPTO el 19 de diciembre de 2019 revela detalles sobre un automóvil eléctrico de Ferrari. Las imágenes están relacionadas con el sistema utilizado para montar un paquete de baterías en el vehículo.

Al poderse diseñar con forma de paralelepípedo plano, los fabricantes de automóviles generalmente sitúan las baterías en el piso del vehículo de manera que no interfiera en el habitáculo ni en el resto de elementos mecánicos. Sin embargo, los coches deportivos, los superdeportivos y los hipercoches deben ser lo más bajos posible y contar con una protección robusta para las baterías. Esto requiere un nuevo posicionamiento tal y como mostró Porsche con el concept  Porsche Mission R en 2021, situando la batería detrás del asiento del conductor. 

Según la solicitud de patente Ferrari está pensando en un enfoque similar. Una ventaja adicional de este diseño sería ofrecer a los clientes una experiencia de conducción similar a la de un Ferrari con motor central.

Ferrari quiere combinar el paquete de baterías con al menos un elemento estructural. La imagen de la patente muestra un automóvil eléctrico híbrido con un paquete de baterías delantero (BT1) y un paquete de baterías trasero (BT2). El pack en la parte trasera del coche incorpora un par de largueros del bastidor del vehículo que trabajan para aumentar la rigidez del chasis. De esta forma es posible montar un motor tradicional en la parte delantera o detrás del paquete de baterías trasero.

Patente superdeportivo electrico Ferrari-interior
La patente muestra un automóvil eléctrico híbrido con un paquete de baterías delantero (BT1) y un paquete de baterías trasero (BT2). 

El paquete de baterías BT1 consta de celdas cilíndricas, pero eso no significa que el paquete de baterías BT2 contenga el mismo tipo de celdas. El espacio disponible para estas últimas es más regular, por lo que es posible utilizar todo tipo de celdas, incluidas las celdas prismáticas y de bolsa. Otro punto que vale la pena señalar es que la plataforma se aleja progresivamente del suelo, inclinándose hacia arriba a partir de la posición del paquete de baterías trasero. Ferrari dice que esta elevación mejora la aerodinámica del coche.

Según el informe de CAR, los Ferrari eléctricos puros pueden tener una configuración de cuatro motores, uno en cada rueda, lo que permitiría la vectorización activa del par que ayudaría al paso por curva  a altas velocidades. Según los rumores, la potencia total podría estar por encima de los 610 CV.

El Ferrari Purosangue se presentará a finales de este año, y, por lo que muestra la patente, su futura variante eléctrica puede tener un tipo diferente de sistema para la instalación de su de baterías. 

Conversaciones: