Híbridos y Eléctricos

CERO EMISIONES NETAS

El ZEM es un coche eléctrico que absorbe el CO2 del aire mientras circula

El prototipo construido por los estudiantes de la Universidad Tecnológica de Eindhoven es capaz de absorber el CO2 del aire mientras avanza de manera que no solo no contamina por su sistema de propulsión sino que compensa el CO2 que necesita para su fabricación.

zem prototipo coche electrico absorbe co2 cero emiisiones totales-portada
El ZEM es un prototipo de un coche eléctrico que cuenta con un filtro en la toma de aire delantera que elimina el CO2 a medida que avanza.

Un equipo de estudiantes de la Universidad Tecnológica de Eindhoven ha construido ZEM, un prototipo de coche eléctrico que elimina y almacena el dióxido de carbono del aire que atraviesa. Mientras avanza por la carretera, es capaz de capturar más CO2 del que se emite durante el ciclo de vida completo del vehículo, incluida su producción, con lo que se convierte en un vehículo con cero emisiones netas.

El ZEM está construido a partir de un monocasco, con paneles de carrocería para cuya fabricación se han utilizado técnicas aditivas que reducen el desperdicio de material y producen "la menor cantidad posible de emisiones de CO2", según indica la Universidad. Al mismo tiempo también se emplean plásticos reciclados que pueden triturarse y reutilizarse para otros proyectos.

El uso de estos plásticos reciclados se traslada también al interior, junto con materiales sostenibles como el cuero de piña. El policarbonato es el material elegido para las ventanas en lugar del vidrio, que según el equipo es más favorable para el medio ambiente. El ZEM también cuenta con un sistema de infoentretenimiento modular con electrónica modular y un sistema de iluminación también modular, lo que significa que todo ello puede reutilizarse en otros productos.

zem prototipo coche electrico absorbe co2 cero emiisiones totales-interior3
El ZEM se ha construido utilizando plásticos reciclados, impresión en 3D, electrónica modular y reutilizable y materiales sostenibles.

El hecho del que el ZEM sea un vehículo eléctrico significa que no emite dióxido de carbono mientras se conduce, es decir es un vehículo cero emisiones locales. Atendiendo al enfoque del proyecto basado en la huella de carbono y la reciclabilidad del automóvil, los detalles sobre el tren de potencia que lo propulsa son muy escasos. Se sabe que transporta nueve paquetes de baterías modulares de 2,3 kWh que alimentan un pequeño motor eléctrico de 22 kW (29,5 CV). También que se ha aprovechado un viejo diferencial de un Audi con una relación de transmisión relativamente alta para aumentar el par.

Incorpora un sistema de frenado regenerativo que permite recargar las baterías en las fases de frenado y desaceleración. La batería también recibe la ayuda de las celdas solares fotovoltaicas que se han montado en el techo. Ambos sistemas amplían someramente la autonomía del ZEM. Otra tecnología que se incluye es la carga bidireccional y los espejos retrovisores digitales para reducir la resistencia aerodinámica.

Lo que define al ZEM como un prototipo con una tecnología innovadora es la rejilla delantera que será patentada por los estudiantes. Aunque parece un elemento bastante estándar, en realidad incorpora un sistema para la captura directa del CO2 del aire a medida que el vehículo avanza. El equipo afirma que se podrían eliminar hasta 2 kilogramos de CO2 por cada 20.600 kilómetros recorridos a una velocidad de 60 km/h. Aunque no son grandes cifras si se considera un solo automóvil, una tecnología como esta implementada en millones de vehículos de todo el mundo tiene el potencial de hacer una contribución real a los esfuerzos de descarbonización del planeta.

zem prototipo coche electrico absorbe co2 cero emiisiones totales-interior2
El proyecto del ZEM se basa en construir un automóvil de pasajeros con muy bajas emisiones de carbono durante la producción que se compensan la limpieza del aire cuando está en funcionamiento y con las cero emisiones locales de su sistema de propulsión. Además, cuando finaliza su vida útil, sus materiales y componentes son reutilizables y reciclables.

El filtro del ZEM se puede utilizar durante 320 kilómetros hasta que se llena por completo. La idea es que dichos filtros puedan limpiarse usando energía verde y el CO2 capturado sea almacenado en un tanque cuando el coche eléctrico recarga su batería en una estación pública. De esta manera, cuando recupera su energía también recupera su capacidad de limpiar el aire que atraviesa.

En relación con el CO2 capturado, no queda claro que sucede con él. Algunos proyectos interesantes al respecto son su uso para fabricar hormigones ecológicos, para crear combustibles sintéticos o para crear plásticos a partir de bloques químicos de construcción.

Aunque se trata de una prueba de concepto, “ya podemos ver que podremos aumentar la capacidad del filtro en los próximos años", asegura Louise de Laat, directora del equipo. "La captura de CO2 es un requisito previo para compensar las emisiones durante la producción y el reciclaje". Los estudiantes también han analizado lo que sucedería con el ZEM al final de su vida útil con el objetivo de reutilizar y reciclar la mayor cantidad posible de sus materiales y componentes. Su trabajo continúa en la mejora del concepto.

zem prototipo coche electrico absorbe co2 cero emiisiones totales-interior1
ZEM es una prueba de concepto diseñada para inspirar a otros a asumir el desafío de cero emisiones de carbono.

Los miembros del equipo y el ZEM viajarán en agosto a Estados Unidos para realizar una gira por universidades y empresas y mostrar su trabajo, con la esperanza de que el concepto inspire a otros a aceptar el desafío.

"Queremos hacerle cosquillas a la industria mostrando lo que ya es posible", afirma Nikki Okkels, gerente de relaciones externas del equipo. "Si en un año, 35 estudiantes pueden diseñar, desarrollar y construir un automóvil casi neutro en carbono, las oportunidades son mucho mayores a nivel industrial a la que desafiamos para que acepte el reto y, por supuesto, trabajar junto a ellos", añade Okkels. "Todavía no hemos terminado de desarrollar el proyecto completo por lo que invitamos cordialmente a los fabricantes de automóviles a que vengan, echen un vistazo y nos ayuden a dar grandes pasos en los próximos años”.

Conversaciones: