Híbridos y Eléctricos

ENTREGA RÁPIDA

Llega el Tesla Model S de acceso, pero a un precio a la altura de su gran autonomía

Tras más de un año de ausencia del mercado, el Tesla Model S vuelve a la palestra. La versión Plaid de 1.020 caballos fue la primera en llegar y ahora se acaba de anunciar la versión más comercial de todas.

Tesla-Model-S-2023
El diseño apenas cambia con respecto a la versión Plaid, salvo por unos pocos detalles, como el alerón trasero.

A principios de 2022, el Tesla Model S dejó de estar disponible en el mercado europeo a la espera de las nuevas actualizaciones que ha recibido la berlina eléctrica de referencia. En este tiempo, hemos visto nacer modelos rivales que no le pondrán las cosas nada sencillas al americano. Tras haber lanzado primero las versiones Plaid, finalmente aterrizan las versiones de acceso y gran autonomía en España. A priori, el precio parece ser la peor de sus cualidades.

Hasta ahora no era posible configurar el Model S más básico que se va a vender en España, tan sólo estaba disponible la unidad Plaid, con sus 1.020 caballos de potencia. En este caso, al menos por el momento, Tesla no informa de la potencia de salida de la versión más económica, aunque sí anuncia un sistema de motor dual con tracción total. Por supuesto, se pierden prestaciones en aras de conseguir un mayor rango de autonomía. El 0 a 100 km/h es de 3,2 segundos, 1,1 segundos más lento que el Model S Plaid.

Tampoco se detalla el tipo o el tamaño de la batería, aunque lo más lógico es pensar que mantiene la pila de 95 kWh de capacidad, dada la poca diferencia de autonomía con respecto a su hermano superior. Mientras que el Plaid homologa 600 kilómetros de rango, el Model S básico ofrece hasta 634 kilómetros de autonomía, una cifra no exenta de casualidad ya que es un kilómetro más de lo que presenta el Mercedes EQE, su gran rival dentro de la categoría.

Gama-Tesla-Model-S-2023
El precio del Model S de acceso resulta excesivamente alto si tenemos en cuenta el precio de rivales similares.

A simple vista, no se aprecian diferencias estéticas entre el Plaid y el Model S básico, a excepción del pequeño alerón trasero de fibra de carbono. Las opciones de personalización también son idénticas. Cinco pinturas para la carrocería con un coste adicional de hasta 3.200 euros y llantas de 19 pulgadas que pueden alcanzar las 21, si se pagan 4.900 euros más. De puertas para dentro, la presentación también es igual con las ya habituales tres pantallas y los tres tonos de tapicería diferente. Lo más destacado es la presencia de un volante convencional, redondo, que se incluye en el listado de opcionales sin coste adicional por primera vez.

Por último, y no menos importante, el catálogo de extras se completa con los sistemas de Piloto automático mejorado y Capacidad de conducción autónoma total. Una denominación que puede tener los días contados tras el fallo de un juez en el Estado de California, Estados Unidos, en el que impide a Tesla vender su programa de asistencia a la conducción como un paquete de conducción autónoma total. Europa, por el momento, no se ha pronunciado al respecto, aunque el comportamiento de dicho paquete se corresponde con un nivel 2 de conducción autónoma.

El precio de salida del Tesla Model S de acceso es de 114.990 euros, 25.000 euros menos que el Plaid. Está claro que su tarifa no va a ser el principal argumento de venta. En el mercado vemos opciones similares por autonomía, como el ya mencionado EQE, por menos dinero. La berlina alemana ofrece 633 kilómetros de autonomía por un precio de salida de 77.576 euros. Es decir, es 37.414 euros más barata que el Model S. Una diferencia significativa que puede suponer un grave problema para las ventas. El plazo de entrega fijado por Tesla es prácticamente inmediato, estimando una horquilla de tiempo entre enero y marzo.

Conversaciones: