Híbridos y Eléctricos

CON STARMAN AL VOLANTE

Cuatro años después, ¿qué queda del Tesla Roadster de Elon Musk que todavía viaja por el espacio?

El Tesla Roadster lanzado hace cuatro años al espacio todavía existe y continúa girando alrededor del sol a una velocidad de 25.000 a 30.000 km/h camino de Marte. Sin embargo, su estado de conservación no es el que la mayoría imagina.

Tesla Roadster starman espacio
Del Tesla Roadster y de su conductor-maniquí-astronauta no quedará ya más que el chasis de aluminio.

El 6 de febrero de 2018, Elon Musk, CEO de Tesla y de Space X, anunciaba el viaje del Tesla Roadster al espacio con la misión encomendada de llegar a Marte. “Pilotado” por Starman, un maniquí conductor disfrazado de astronauta, la idea de Musk era convertir aquel curioso viaje en una maniobra publicitaria que unía sus dos empresas en una sola misión, llamando la atención de todos los medios posibles. Cuatro años después de aquel acontecimiento, el Tesla Roadster sigue en el espacio, pero, ¿qué es lo que queda de este deportivo eléctrico?

El Tesla Roadster era la carga que viajaba a lomos del cohete Falcon Heavy de Space X. Una vez lanzado al espacio se separó de él para girar alrededor del sol una vez cada 557 días terrestres. A sus mandos, Starman, el conductor-maniquí-astronauta, se mueve hacia Marte a una velocidad de 25.000 a 30.000 kilómetros por hora. El Roadster está a más de 375 millones de kilómetros de la Tierra, (más de 20 minutos luz). La información la ofrece en tiempo real la web Whereisroadster.com, que calcula constantemente la ruta del automóvil.

En octubre de 2020 Space X informaba de que Starman, había recorrido 2.100 millones de kilómetros y hacía su primera aproximación cercana a Marte, a 0,05 unidades astronómicas, o menos de 5 millones de millas (7,5 millones de kilómetros), del Planeta Rojo.

Sin embargo, de lo que no puede informar esta web privada es de la mella que sobre el Roadster y Starman han hecho estos cuatro años de viaje por el sistema solar. El deportivo eléctrico color cereza de medianoche todavía existe, pero no permanece en el mismo estado que mostraban las fotografías de Musk. El automóvil está expuesto a una radiación extrema en el espacio. Especialmente los materiales orgánicos como el cuero, el caucho y la pintura podrían ser cosa del pasado. Lo que quedaría de él sería el chasis de aluminio que sí puede haber resistido a las inclemencias del espacio exterior durante estos cuatro años.

Starman y su coche no se quedarán en el vecindario de Marte para siempre. Eventualmente, retrocederán en su órbita heliocéntrica llegando tan cerca del Sol como de la Tierra. El Roadster y Starman llegarán a unos cientos de miles de kilómetros de nuestro planeta en 2091, según un estudio de modelación de órbitas.

Los autores de ese estudio determinaron que probablemente el automóvil se estrellará contra Venus o la Tierra, en las próximas decenas de millones de años. Le dan al vehículo espacial una probabilidad del 6 % de chocar con la Tierra en el próximo millón de años, y una probabilidad del 2,5 % de estrellarse contra Venus en ese mismo periodo.

Conversaciones: