Híbridos y Eléctricos

PIETER NOTA, JEFE DE VENTAS

BMW apunta a vender 500.000 coches electrificados en 2019

Pieter Nota, jefe de ventas del fabricante de vehículos alemán, concedió una entrevista a la publicación Automotive News en la que se dirigió también a los clientes del iNext: “no les queremos dar ningún motivo para elegir a nuestros competidores”.  

BMW apunta a vender 500.000 coches electrificados en 2019.
BMW apunta a vender 500.000 coches electrificados en 2019.

Pieter Nota lleva un año ejerciendo como jefe del departamento de Ventas de BMW. En una entrevista concedida a la publicación Automotive News, Nota explicó que el fabricante alemán cerró 2018 con 140.000 coches electrificados vendidos y apuntó a que, a finales de 2019, la cifra ascenderá hasta 500.000 unidades. “En 2025 tendremos al menos 25 vehículos electrificados, de los cuales más de la mitad serán completamente eléctricos y el resto híbridos enchufables”, dijo Nota. 

El ejecutivo holandés también se refirió al iNext, el SUV eléctrico y autónomo que llegará en 2021. “Será un vehículo verdaderamente innovador, en términos de tamaño será como un BMW X5”, dijo Nota. En este sentido, también mandó un mensaje a los clientes potenciales de BMW que ya cuentan con un Tesla Model X, perteneciente al mismo segmento. “No le queremos dar a los fanáticos de BMW ningún motivo para elegir a nuestros competidores porque con el iNext tendremos la oferta adecuada para ellos”. 

Nota también analizó las perspectivas que presenta el mercado europeo para 2019. “La interrupción que ha causado el [ciclo] WLTP continuará en el primer trimestre. Lo irónico es que en BMW ya estábamos preparados para la nueva normativa [entró en vigor el pasado 1 de septiembre] pero no fue el caso para todos los fabricantes”, explicó. Asimismo, Nota señaló que también hay que considerar el efecto de situaciones políticas como la vivida en Italia o el brexit en Reino Unido. 

También se refirió al desequilibrio entre regiones, incluso en el mismo continente europeo. “La electrificación muestra niveles muy diferentes de adopción en diferentes regiones; tiene mucho éxito en Noruega pero menos en Italia. En Alemania, por ejemplo, vemos diferencias entre ciudades principalmente debido a la infraestructura, por lo que sigue siendo muy difícil pronosticar la penetración del vehículo eléctrico”. 

Cuestionado sobre si los fabricantes están impulsando esa electrificación para alcanzar los objetivos de emisiones en lugar de buscar la rentabilidad, Nota explicó que las compañías ponen mucho énfasis “porque quieren, no porque deban”, aunque confesó que la mayoría buscan formas de aumentar la rentabilidad aunque se trate de un “proceso de aprendizaje”. Respecto a la tecnología de conducción autónoma, otro de los puntos fuertes de la inversión de BMW para los próximos años, Nota dijo que “serán importantes, ya que ofrecerán a los clientes tanto la experiencia de la conducción tradicional como la oportunidad para relajarse y hacer otra cosa”. 

Conversaciones: