Híbridos y Eléctricos

PROBLEMAS DE SEGURIDAD

Casi medio millón de Tesla Model 3 y Model S son llamados de vuelta a revisión

La NHTSA ha promovido una campaña que obliga a Tesla a llamar a revisión a cientos de miles de Model 3 y Model S por diversos problemas de seguridad.

FOTO-Portada
Anterior generación del Tesla Model S.

Las llamadas a revisión son algo de lo más normal. Cuando un coche es lanzado al mercado su desarrollo no cesa. Los agentes de seguridad, en este caso la NHTSA, siguen sometiendo a duros ejercicios a los coches con la intención de detectar fallos o problemas en la seguridad. Uno de esos fallos afecta ahora a los Tesla Model S y Tesla Model 3, que tendrán que pasar por los talleres oficiales durante los próximos meses para corregir los problemas.

En cifras, la llamada a revisión es de consideración pues afecta a 356.000 unidades del Model 3. El fallo detectado es que la puerta del maletero delantero puede causar un desgaste y posterior rotura del cable de la cámara instalada en los retrovisores. Obviamente esto podría terminar causando un problema de seguridad, y por lo tanto la agencia de control de seguridad americana ha considerado oportuno que la compañía proceda a revisar semejante cantidad de modelos.

La NHTSA también informa que, afortunadamente, el problema solo afectaría a un 1% de los coches llamados a revisión, pero obviamente todos ellos tienen que ser llamados a filas para poder detectar a esas pocas unidades. Según especifica la agencia, la acción afecta a los Tesla Model 3 producidos entre el 15 de julio de 2017 y el 30 de septiembre de 2020. Por el momento solo afecta a los modelos americanos, aunque no se descarta que la llamada a revisión afecte a otros países. Se investigará por si fuera necesario tomar semejantes medidas.

FOTO-Cuerpo

Tesla Model 3.

Tesla correrá con los gastos de reparación. La acción por realizar consiste en la instalación de un protector para el mazo de cables afectados por el mal cierre del portón del maletero delantero. Los clientes que posean un modelo incluido en la llamada a revisión serán informados próximamente, debiendo recibir una carta en algún momento pasado el 18 de febrero de 2022, aunque también puede ponerse en contacto directamente con la compañía utilizando el número de registro SB-21-17-008.

Pero ahí no acaban los trabajos, pues también el Tesla Model S tendrá que pasar por los talleres oficiales para una revisión de seguridad. En este caso afecta a 119.000 unidades de la berlina, fabricadas entre 2014 y 2021. En este caso el problema es sensiblemente mayor, pues se ha detectado un fallo en el cierre de seguridad del maletero delantero, pudiendo levantarse en marcha, reduciendo drásticamente la visibilidad del conductor.

Una vez más Tesla tendrá que solucionar la situación de forma gratuita y en un corto periodo de tiempo, debiendo realinear el pestillo secundario del portón anterior. Al igual que los propietarios de los Model 3, los clientes afectados por la llamada del Model S serán informados próximamente, pudiendo ponerse en contacto directamente con la compañía utilizando el número de registro SB-21-11-003. Se espera que no muchos modelos se vean afectados, aunque obviamente la revisión debe hacerse sobre toda la serie detectada.

Conversaciones: