Híbridos y Eléctricos

TIRADA LIMITADA

Wiesmann se abre a la electrificación: el próximo modelo de la marca será eléctrico

Wiesmann ha renacido de sus cenizas y lo ha hecho lanzando un órdago al que será su primer modelo 100% eléctrico. En los próximos meses conoceremos todos los detalles de este “Proyecto Thunderball”. 

Wiesmann ya prepara el lanzamiento de su primer modelo 100% eléctrico
Wiesmann ya prepara el lanzamiento de su primer modelo 100% eléctrico

Wiesmann es una marca alemana originalmente creada para la producción de modelos de tirada limitada y estética retro. Estos modelos, históricamente, han incorporado grandes bloques de gasolina V8. Sin embargo, algo está cambiando en la marca, ya que recientemente han anunciado oficialmente su primer modelo 100% eléctrico. De momento, es conocido como “Proyecto Thunderball” y la marca asegura que será una primicia mundial. 

La corporación de origen alemán ha sufrido muchas idas y venidas a lo largo de su corto período vital. A principios de la década pasada sufrió los achaques de la crisis económica y, finalmente, en 2014 se declaró en quiebra. Muchos ya dieron por fallecida a la marca pero, Roheen Berry, un empresario inglés la adquirió en el año 2016 con vistas a lanzar nuevos modelos en los próximos años. Hoy, la marca ha anunciado su vuelta a la vida gracias a un nuevo coche 100% eléctrico al que denominan Proyecto Thunderball. Este se presenta como el primer coche de la nueva era para la corporación. 

Roheen Berry, su propietario actual, aseguró en un comunicado reciente que se siente muy entusiasmado con el lanzamiento de este nuevo proyecto como parte de la reindustrialización que está viviendo a día de hoy del mercado automovilístico. “No puede haber un mejor momento para anunciar el regreso de un icono automovilístico renovado, renacido y recargado”.

Dentro de esta nueva filosofía de marca, Wiesmann continuará centrada como marca en proporcionar un producto exclusivo, artesanal y donde prime el rendimiento y las prestaciones. Su inequívoco estilo permanecerá intacto, ya que el nuevo coche eléctrico de la corporación mantendrá sus líneas de diseño inspiradas en vehículos de mediados del siglo pasado, pero con una mecánica de lo más contemporánea.

De forma histórica, Wiesmann siempre se ha apoyado en mecánicas firmadas por BMW, especialmente sobre sus bloques de ocho cilindros. Esto lleva a asumir que el próximo modelo eléctrico de la corporación volverá a confiar en la mecánica eléctrica que ya ofrece la marca de Múnich sobre modelos como el iX. Al parecer, y según rezan algunos filtradores, Wiesmann habría rechazado la opción de adentrarse en la hibridación enchufable o los híbridos autorrecargables en favor de la electrificación pura de sus modelos. No obstante, aunque aún es posible que la marca pueda lanzar algún otro modelo térmico que se apoye en una mecánica electrificada, lo cierto es que todos los indicadores apuntan al renacimiento como marca totalmente eléctrica.

BMW podría ofrecer, además de la propia mecánica eléctrica (motores, baterías, etcétera), su plataforma especialmente diseñada para coches eléctricos, ahorrandose así el importante montante económico que supone dar vida a unos componentes desarrollados desde cero, más aún para una marca de producción limitada y fabricación prácticamente artesanal como es Wiesmann. 

Wiesmann no ha confirmado concretamente cuándo se llevará a cabo su presentación o el inicio de la fabricación de su nuevo modelo “Thunderball”, salvo que esto se producirá “en los próximos meses”. La nueva directiva de la marca ya anunció el pasado año 2019 el inicio de un nuevo proyecto del que no dieron más datos y, el cual, es muy probable que se trate del protagonista de hoy y del que podremos conocer todos los detalles próximamente. 

Conversaciones: