Híbridos y Eléctricos

PRUEBA DE LARGA DISTANCIA

El Mercedes VISION EQXX eléctrico logra 1.202 kilómetros de autonomía y un consumo ridículo

Con una eficiencia inigualable, el Mercedes VISION EQXX demuestra que la autonomía no será un problema. De Stuttgart a Silverstone, un viaje de 1.202 kilómetros sin parar a recargar.

Mercedes-Vision-EQXX-Delantera
Nuevo récord de eficiencia marcado por el Mercedes EQXX.

La autonomía es uno de los grandes factores por el que muchos conductores todavía son reacios a pasarse a la movilidad eléctrica. La llamada ansiedad de rango afecta a muchos clientes, y las marcas se esfuerzan en demostrar que cada día los coches eléctricos evolucionan más para llegar más lejos. El rey de las largas distancias es el Mercedes VISION EQXX. Aunque no es la primera vez que hablamos de él, una vez más se ha superado a sí mismo en una ruta de larga distancia. 1.202 kilómetros recorridos con una sola carga de batería.

Presentado oficialmente en los primeros días del año, allá por el mes de abril dejó claro que su eficiencia no sólo era teórica. Para demostrar sus tremendas cualidades, el VISION EQXX se convirtió en el primer eléctrico del mundo en recorrer más de 1.000 kilómetros con una sola carga de batería. Un viaje de ida y vuelta desde el centro de I+D de Sindelfingen, cerca de Stuttgart, a Cassis, Francia. Tras 1.008 kilómetros recorridos al prototipo alemán todavía le restaba autonomía para poder rodar otros 140 kilómetros, lo que abría la posibilidad de hacer otra prueba.

En esta ocasión la ruta ha sido diferente. De Stuttgart, la sede de Mercedes, al circuito de Silverstone en el Reino Unido. Sobre el mapa la distancia exacta es de 1.202 kilómetros. El Mercedes VISION EQXX puso rumbo a Francia pasando por la frontera cerca de la bella ciudad de Estrasburgo, inmediatamente viró al norte, hacia Calais, donde tomando el Eurotúnel pisaría tierra inglesa. Sumando un corto recorrido por la M25 alrededor de Londres, el destino final fue Silverstone tras una breve parada en Brackley la sede de la escudería Mercedes de Fórmula 1 y Fórmula E.

Mercedes-Vision-EQXX-Trasera
Mercedes-Vision-EQXX-Trasera

Ya en el circuito el piloto Nyck de Vries tomó los mandos para dar un total de 11 vueltas al circuito sin mostrar un especial cuidado con la eficiencia, llevando al VISION EQXX a su velocidad punta, 140 kilómetros por hora. Tras todo el viaje y las vueltas al circuito que sirvieron para completar los 1.202 kilómetros de autonomía, el Mercedes eléctrico más avanzado del mundo logró mostrar un consumo final de 8,3 kWh por cada 100 kilómetros recorridos, cuatro décimas menos que el viaje del pasado mes de abril.

En todo momento las condiciones del viaje se adecuaron a la vía al tráfico, por lo que siempre se buscó hacer un uso completamente normal, lo que también incluye aire acondicionado. En esta ocasión Mercedes no ha informado de cuánta batería restaba en el VISION EQXX, por lo que imaginamos que llegó con apenas unos pocos kilovatios de su batería de última generación con 100 kWh de capacidad neta. Estas pruebas son un escaparate tecnológico, pero también una demostración que estamos muy cerca de poder ver autonomías eléctricas superiores a los 1.000 kilómetros.

Conversaciones: