Híbridos y Eléctricos

SEGÚN AUDI Y NUNAM

Nano redes solares como segunda vida para módulos de baterías de coches eléctricos

Da a conocer Audi una de las posibilidades que cobrarán las baterías que por su pérdida de efectividad no puedan seguir sustentando energéticamente a un coche eléctrico. Lo hace de la mano de la startup india Nunam.

A211372_medium
La segunda vida de las baterías de coches eléctricos, según Audi.

El qué hacer con un paquete de baterías una vez haya cumplido su ciclo de uso dentro de un coche eléctrico es una temática recurrente que aún está encima de la mesa y pendiente de tratar por muchos fabricantes. El último en hacer públicos sus planes ha sido Audi, quien ha dado a conocer una de las posibilidades qué planean para estos paquetes de baterías de coches eléctricos usados.

Un plan que ha dado a conocer la firma alemana de la mano de Nunam, una empresa de origen indio y sede en Berlín cuyo principal y única razón de ser se centra en torno a dar una segunda vida a las baterías extraídas de coches eléctricos, aunque la idea expuesta por Audi se articula en torno a nano redes.

Ha comentado sobre este iniciativa Rüdiger Recknagel, Director de la Fundación para el Medioambiente de Audi: "La tecnología puede ser sostenible si, durante su desarrollo, además de su función inicial se tiene en cuenta un segundo o incluso un tercer uso".

A211373_medium

Abastecer pequeños comercios será posible con este tipo de soluciones.

Siendo de origen Indio, en Nunam saben de la dificultad que tienen en ciertas partes del país para ser abastecidos de manera continua de energía eléctrica. Según el propio fundador de la startup, Prodip Chatterje, en algunas partes país como por ejemplo en la región de Uttar Pradesh, hay acusados y frecuentes cortes de energía que se prolongan a lo largo de horas horas, dificultando así la vida de las personas que viven allí.

Aunque hayan perdido efectividad para seguir ejerciendo de fuente de energía en coches eléctricos, lo cierto es que los paquetes de baterías que se extraen de estos aún son capaces de acumular energía suficiente como para sustentar pequeñas actividades que no demanden de una gran cantidad e intensidad de energía.

Según Audi, si los módulos que mantienen al menos dos tercios de su capacidad se pueden considerar para ser utilizados en una segunda fase, siempre que se cumplan otros requisitos de calidad y seguridad. Para ello se verificará su estado en base a aspectos como la curva de voltaje y distribución de temperatura. Si se transfiere la experiencia de las baterías de los ordenadores portátiles a estas celdas de batería se podrán sustentar así pequeños dispositivos.

La startup india anuncia que ya dispone de un prototipo que se encuentra funcionando. Este está conectado actualmente a una nano red solar de un proveedor de energía local, reemplazando así a cuatro baterías de plomo-ácido que se desgastaban mucho más rápido. Dicho prototipo está conectado a Internet a través de una tarjeta SIM y transmite de manera periódica una serie de datos que la empresa India analiza para sacar conclusiones sobre el estado de carga y descarga de la batería.

"Como resultado de la creciente electrificación del parque de vehículos a nivel mundial, debemos abordar los posibles usos de las baterías de los automóviles eléctricos”, comenta Rüdiger Recknage, responsable de de la Fundación para el Medioambiente de Audi.

Se trata de un plan similar al que presentó Renault meses atrás. La idea que Renault anunciaba por entonces tenía cabida en colaobración con Connected Energy, la empresa encargada de crear unos puntos de almacenamiento energéticos llamados E-STOR. Estos puntos estaban compuestos por baterías extraídas de los Renault, y se utilizarán junto con otras tecnologías como parte de un sistema de energía local para ayudar a proporcionar energía más limpia y de menor coste para su uso en viviendas sociales, transporte, infraestructura, hogares privados y negocios locales.

Conversaciones: