Híbridos y Eléctricos

PROYECTO DE LEY

La UE baraja penalizaciones para los fabricantes de coches que falseen datos de sostenibilidad

La propia Unión Europea ha presentado un proyecto de ley por el que quiere que se establezca una norma en todos los estados miembros para verificar las cualidades ecológicas de los vehículos fabricados en ellos.

seat-leon-e-hybrid-1
Este estudio podría afectar principalmente a modelos híbridos o híbridos enchufables, aunque también a algunos modelos eléctricos.

La Unión Europea quiere tomar parte en la descarbonización de la flota vehicular en la región. Para ello, como ya bien es conocido, prohibirá la venta de coches con motores térmicos a partir del año 2035. Asimismo, se acaba de presentar un nuevo proyecto de ley para controlar de forma más estricta todos los datos de eficiencia y sostenibilidad aportados por las propias marcas y que, en ocasiones, pueden no ser del todo acertadas.

Esta información ha llegado por parte del medio Euractiv, quienes han podido ver en borrador que podría entrar en vigor en los próximos meses. El informe que ampara su aplicación asegura que, al menos, el 40% de las afirmaciones ambientales hechas por las marcas automovilísticas sobre su flota de productos “no tienen fundamento” o, directamente, son falsas.

Con este movimiento por parte de la Unión Europea se busca una más correcta recepción de información para los clientes y unas más estrictas mediciones de emisiones de gases a lo largo de la vida del automóvil. La Comisión Europea centrada en esta Ley afirma que quiere “acabar con el lavado verde”, la conocida práctica por parte de ciertas compañías para hacer creer al público que su producto es más ecológico o limpio (ambientalmente hablando) de lo que realmente es.

“Las empresas que hacen afirmaciones ecológicas deben ser corroboradas con una metodología estándar para evaluar su impacto medioambiental real”, según afirman desde la propia Comisión. Por el momento no se ha especificado cómo se llevarían a cabo estas mediciones más concretas en términos de emisiones o riesgos para la sostenibilidad. Hace unos años se implantó de forma generalizada la homologación WLTP, la cual determina con unos datos más realistas las cifras de consumo o emisiones de los vehículos. Ahora, dicha homologación podría ser revisada.

rav4-1milon
Una vez se apruebe, cada estado miembro nombrará un equipo para medir los datos de cada modelo a la venta en Europa.

Una vez se haya aprobado la incorporación de este proyecto de Ley, los estados miembros de la UE deberán establecer equipos de expertos que se dediquen a la verificación de datos de homologaciones, así como a detectar cualquier cifra errónea por parte de las marcas. En caso de detectar fallos o datos falsos, la compañía será sancionada.

Según lo publicado en el medio anteriormente mencionado (Euractiv), dichas sanciones variarán y tendrán en cuenta “la naturaleza y gravedad de la infracción, así como los beneficios económicos que la empresa infractora recibió del fraude y el daño medioambiental causado”.

Una vez se apruebe su incorporación, la legislación tendría carácter retroactivo; es decir, los encargados de esta tarea deberán examinar miles de productos a la venta en Europa y corroborar los datos proporcionados por los diferentes fabricantes. Esto, afirman, podría tener una especial repercusión en vehículos con mecánicas híbridas o híbridas enchufables, debido a su propia concepción con motores térmicos que pueden activarse en momentos concretos dependiendo de la conducción; asimismo, este estudio también se realizará sobre los coches eléctricos.

Los datos afirman que esta ley debería haberse hecho efectiva a lo largo del pasado 2022. Su retraso se debe a la falta de acuerdo entre los estados miembros sobre cómo establecer la medición de los datos y las posibles sanciones. En cualquier caso, se espera que esta sí pueda hacerse efectiva este 2023 para comenzar con los estudios poco tiempo después.

Conversaciones: