PRODUCIRÁ 22 MILLONES DE ELÉCTRICOS PARA 2028

Volkswagen lanzará 70 nuevos modelos de coches eléctricos en diez años

El grupo Volkswagen acelera sus planes de electrificación con el anuncio del lanzamiento de 70 modelos (híbridos y eléctricos) en diez años y alcanzar unas ventas de 22 millones de unidades hasta 2028.

Herbert Diess, director ejecutivo de Volkswagen Group, anuncia 70 nuevos modelos eléctricos para 2025.
Herbert Diess, director ejecutivo de Volkswagen Group, anuncia 70 nuevos modelos eléctricos para 2025.

El Grupo Volkswagen ha anunciado un nuevo cambio en sus planes de fabricación de vehículos eléctricos para los próximos años. Hasta ahora, su objetivo era alcanzar una producción de 15 millones de vehículos en 2025, sobre una base de 50 nuevos modelos eléctricos. Sin embargo, el grupo alemán ha decidido acelerar su estrategia de electrificación con el lanzamiento de hasta 70 modelos eléctricos (híbridos y eléctricos) en la próxima década, de los cuales esperan producir 22 millones de unidades entre todas las marcas del grupo para 2028.

Herbert Diess director ejecutivo de Volkswagen Group, ha sido el encargado de lanzar este compromiso durante su conferencia anual con la prensa. Los 70 modelos mencionados formarán parte de todas las marcas que engloba el grupo, entre las que se incluyen, Volkswagen, Audi, Porsche, Bentley, Seat o Skoda.

Además, Diess se ha comprometido a que el grupo alcance la neutralidad completa respecto a la emisión de C02 en 2050. Gracias a sus nuevos modelos eléctricos, las emisiones promedio de CO2 del Grupo Volkswagen se reducirán en un 30% en 2025 y en un 40% en 2030, en comparación con los niveles de 2015. Esta reducción no solo afectará a la flota de vehículos sino que se extenderá a todas las áreas, desde la producción hasta la administración. “Volkswagen está asumiendo su responsabilidad con respecto a las tendencias clave del futuro, particularmente en lo relacionado con la protección del clima, conforme a los objetivos del Acuerdo de París”, ha dicho Diess.

El directivo se ha dirigido también al resto de la industria, asegurando que “el debate dentro de la industria sobre la viabilidad futura de los vehículos eléctricos está resuelto y no hay alternativa a la movilidad eléctrica en las próximas décadas”, añadiendo una petición a las fuerzas políticas y a la sociedad para que “se suban al tren”. Es necesaria la intervención de todos para “construir la masa crítica y la infraestructura vital para la transformación eléctrica”. La adopción de energías libres de CO2, abandonando el carbón, debe ser el objetivo de todos, ha añadido Diess y puso como ejemplo la transformación de la plata de Wolfsburg de carbón a gas natural durante los próximos años.

La producción de Audi en Bruselas, ya es completamente neutral al CO2. La planta de Zwickau no solo será el lugar en el que se fabricará la nueva plataforma eléctrica modular MEB. El ID.3, construido allí, será neutro en emisiones desde la cadena de suministro hasta la fabricación.

Coste financiero

Mejorar la eficiencia y el rendimiento de la empresa exigirá un coste financiero muy agresivo para el Grupo, lo que obligará a recortar algunos empleos. Según Diess, construir un coche eléctrico “implica un 30 por ciento menos de esfuerzo que construir uno de combustión interna”, lo que obligará a movimientos de personal, a jubilaciones anticipadas y a despidos.

“El software representará el 90% de las innovaciones futuras en el automóvil”. Los cambios que antes tardaban en producirse siete años, hoy deben hacerse en semana o días, por lo que la empresa debe responder de forma “más rápida, más ágil e intensiva”.

Lanzamiento de los nuevos modelos eléctricos

La plataforma modular eléctrica MEB es el corazón de la ofensiva eléctrica de Volkswagen, gracias a la economía de escala que genera su uso por parte de todos los fabricantes del grupo.      

La electrificación de las marcas del grupo ha comenzado este mismo año. Audi ha sido la primera de las marcas que lo ha hecho con la entrada en producción del e-tron y su próxima llegada a Europa. Le seguirá Porsche con la presentación del Taycan en el mes de septiembre. Cada uno de estos modelos ya cuenta con 20.000 reservas

El siguiente será el Volkswagen ID.3, el coche eléctrico de Volkswagen llamado a sustituir en popularidad al Golf. En esa misma línea se lanzará el ID. Crozz, un SUV de tamaño medio esperado para el año que viene. También el Seat el-Born y el Skoda Vision iV han sido ya presentados como sus primeros modelos eléctricos para 2020, en una carrera que seguirá en los años posteriores con nuevos modelos bajo la insignia de casi todas las marcas del grupo.

Nuevo Seat el-Born, el primer coche eléctrico de la marca española diseñado sobre la plataforma MEB

Seat el-Born.

Para cubrir el suministro de baterías que demandarán estos nuevos modelos, Volkswagen ha seleccionado a LG Chem, SKI, CATL como proveedores estratégicos y está analizando su participación en la puesta en marcha de un consorcio de fabricación de baterías en Europa. También está invirtiendo en la investigación y desarrollo de las prometedoras baterías de electrolito sólido.

Por último, Volkswagen también planea participar en la implementación de la infraestructura de recarga con la instalación de 400 estaciones de recarga rápida en las principales carreteras y autopistas a través del consorcio Ionity, con una estación cada 120 kilómetros.

Conversaciones: