Híbridos y Eléctricos

PILA DE COMBUSTIBLE

Volvo Trucks presenta su camión eléctrico de hidrógeno con 1000 km de autonomía

Los camiones eléctricos de Volvo Trucks propulsados por una pila de combustible de hidrógeno pueden recorrer hasta 1.000 kilómetros sin repostar, reabastecerse en 15 minutos y transportar hasta 65 toneladas de carga.

camiones electricos hidrogeno volvo trucks-portada
Volvo Trucks presenta sus camiones eléctricos alimentados por celdas de combustible de hidrógeno, una tecnología que en el futuro complementará a las baterías y al biogás.

Volvo Trucks disponía hasta ahora en su oferta de varios modelos de camiones eléctricos alimentados por baterías. Para completar esta oferta, el fabricante de vehículos pesados ha comenzado a probar una nueva tecnología. Con las celdas de combustible de hidrógeno es posible alcanzar una autonomía de hasta 1.000 kilómetros, repostar en 15 minutos y transportar cargas de hasta 65 toneladas.

Con el inicio de estas pruebas, Volvo Trucks inicia un programa de desarrollo que culminará con la inclusión de estos camiones en su oferta en la segunda mitad de esta década. “Hemos estado desarrollando esta tecnología durante algunos años y es fantástico ver los primeros camiones funcionando con éxito en la pista de pruebas. La combinación de batería eléctrica y celda de combustible permitirá a nuestros clientes eliminar por completo las emisiones de CO2 de sus camiones, sin importar el tipo de transporte”, asegura Roger Alm, presidente de Volvo Trucks.

En los vehículos pila de combustible de hidrógeno la electricidad se genera gracias a la reacción que se produce entre el hidrógeno contenido en los tanques y el oxígeno del aire en el interior de una celda electroquímica. Como residuo produce una pequeña cantidad de agua y calor. Esa electricidad se almacena en una pequeña batería que es la que se encarga de alimentar el motor o los motores eléctricos. El hidrógeno se transporta en uno o varios tanques presurizados y que deben ser rellenados en una estación de repostaje de la misma manera que se hace con la gasolina y el diésel. De hecho el proceso de llenado es prácticamente el mismo.

camiones electricos hidrogeno volvo trucks-interior2
Técnicamente las dos pilas de combustible que montan los camiones de Volvo tienen capacidad para generar 300 kW de electricidad con lo que se logran cifras de rendimiento similares a las que se consiguen con los camiones diésel.

Volvo Trucks es consciente de que la tecnología de las celdas de combustible aún se encuentra en una fase temprana de desarrollo, de que hay muchos beneficios en ella y también algunos desafíos. Uno de ellos es el suministro a gran escala de hidrógeno verde y el otro es el hecho de que aún no se ha desarrollado la infraestructura de reabastecimiento de combustible para vehículos pesados.

Técnicamente las dos pilas de combustible que montan los camiones de Volvo tienen capacidad para generar 300 kW de electricidad con lo que se logran cifras de rendimiento similares a las que se consiguen con los camiones diésel. Las celdas de combustible serán suministradas por Cellcentric, la empresa conjunta entre Volvo Group y Daimler Truck AG, desde una de las instalaciones de producción en serie más grandes de Europa para celdas de combustible especialmente desarrolladas para vehículos pesados.

El programa de pruebas contempla comenzar a introducir los camiones en las flotas de sus clientes dentro de unos años. Tras esta fase arrancará la comercialización durante los últimos años de esta década. “Los camiones eléctricos de pila de combustible impulsados ​​por hidrógeno serán especialmente adecuados para largas distancias y tareas pesadas que demandan energía. También podrían ser una opción en países donde las posibilidades de carga de la batería son limitadas”, añade Alm.

camiones electricos hidrogeno volvo trucks-interior1
Con las celdas de combustible de hidrógeno es posible alcanzar una autonomía de hasta 1.000 kilómetros, repostar en 15 minutos y transportar cargas de hasta 65 toneladas.

“Esperamos que el suministro de hidrógeno verde aumente significativamente durante los próximos dos años, ya que muchas industrias dependerán de él para reducir el CO2. Sin embargo, no podemos esperar a descarbonizar el transporte: mi mensaje claro para todas las empresas de transporte es que comiencen el viaje hoy con batería eléctrica, biogás y las otras opciones disponibles. Los camiones de pila de combustible serán un complemento importante para transportes más largos y pesados ​​dentro de unos años”, dice Roger Alm.

Mientras, otros fabricantes de vehículos pesados también trabajan en la misma dirección. Daimler trabaja con Cummins para convertir algunos de sus camiones más antiguos para que trabajen con celdas de combustible, y tiene planes para desarrollar un semirremolque de hidrógeno que vería la luz a finales de esta década. Mucho antes, General Motors colaborará con Navistar en un camión de celdas de combustible de larga distancia. Toyota ha estado probando camiones propulsados con esta tecnología en los puertos de Los Ángeles y Long Beach durante varios años, y planea fabricar celdas de combustible en los Estados Unidos para su uso en camiones. California se está convirtiendo en un centro de despliegue de camiones con celdas de combustible en EE. UU. Hyundai planea probar sus camiones Xcient Fuel Cell allí y un grupo comercial quiere poner 70.000 camiones con celdas de combustible en las carreteras de California para 2035.

Conversaciones: