EL MUNDO NO FABRICA SUFICIENTES BATERÍAS

China, clave para mantener la estabilidad de los precios de las baterías para coches eléctricos

Expertos aseguran que China es la clave para que los precios de las baterías se mantengan estables, ya que los fabricantes chinos asegurarán la producción durante los tres próximos años. Para el futuro, sin embargo, se necesitarán más productores de baterías.

La Gigafactory de Tesla en Nevada. Tesla, junto con Samsung, son los mayores productores de baterías en el mundo.
La Gigafactory de Tesla en Nevada. Tesla, junto con Samsung, son los mayores productores de baterías en el mundo.

El mundo no esta produciendo suficientes baterías para satisfacer la gran demanda que está por llegar, tanto de coches eléctricos como híbridos e híbridos enchufables (PHEV). Mientras que la demanda en mercados como el estadounidense, el europeo, el asiático y sobre todo el chino, no para de crecer, la disposición de baterías sigue dependiendo de unos pocos fabricantes que, pese a que Europa podría ser el próximo gran territorio productor, depende, de momento, de países como China, Corea del Sur o Japón.

Pese a que la demanda sigue creciendo y los proveedores sufren para satisfacer los pedidos generados por el sector, los precios de las baterías siguen bajando año tras año. Hoy hay más de tres millones de eléctricos en el mundo. En 2025, solo el Grupo Volkswagen pretende producir tres millones de vehículos eléctricos al año. Estos vehículos necesitarán baterías, además de la demanda que se genera mediante otros sectores, como el móvil o el de los sistemas de almacenamiento para casas o negocios. ¿Cómo es posible que ante esta previsión los precios sigan bajando?

Corea del Sur

Corea del Sur es un país clave en la producción baterías. Con empresas como LG Chem y Samsung SDI, el país asiático produjo el año pasado más que ningún otro país del mundo y este año proyectan una capacidad de alrededor de 3,7 GWh. Estas dos empresas son de las más importantes del sector junto con la china CATL o Tesla. No obstante, ambas priorizan la producción para las compañías de su mercado local. Este hecho provoca que en países como Estados Unidos, donde las marcas, excepto Tesla, confían en las baterías surcoreanas para fabricar sus coches, el aumento de la demanda pueda ser un problema. Según Bloomberg, el 60% de las baterías del país americano proceden de Samsung SDI y LG Chem.

Tesla

Tesla es uno de los mayores productores de baterías en el mundo. Gracias a su asociación con Panasonic suman hasta 105 GWh de capacidad entre baterías ya fabricadas y planeadas. Además, uno de los productos estrella de la marca californiana, las baterías para los hogares, están también sufriendo un 'boom' de popularidad. De hecho, en el segundo trimestre, Tesla vendió más Powerwalls (la batería para casas) que en todo el año pasado. 

Pese a la elevada producción de baterías de su Gigafactory de Nevada, Tesla ya muestra signos de la falta de baterías cuando avisa que se reserva el derecho de "elegir a quién quieren entregar sus productos". Juntos, los fabricantes coreanos y Tesla pueden preveer un aumento sustancial de la demanda durante los próximos años. "La demanda necesitará nuevos proveedores", avisa Geoff Brown, presidente de Powin Energy Corp., una compañía de almacenamiento de energía estadounidense, en Bloomberg.

China, la clave para mantener la estabilidad de los precios

Mientras Corea y Tesla se disputan la producción de baterías, los precios no han hecho más que bajar. Las razones de esta reducción se encuentran en China, donde nuevos fabricantes y compañías ya establecidas están erigiéndose como nuevos proveedores de baterías. De este modo, los expertos ven en China la capacidad suficiente para satisfacer la demanda durante los próximos tres años, con lo que el precio se mantiene estable.

Por ejemplo, el fabricante de baterías chino CATL, que ofrecerá baterías a BMW gracias a una nueva fábrica que se está construyendo en Alemania, está también construyendo una nueva factoría de 24 GWh cerca de su sede principal en la provincia de Fujian y otra planta con una capacidad de 36 GWh junto con SAIC Motor Corp. Además, CATL asegura que aumentará su capacidad total hasta los 50 GWh en 2020.

Por otro lado, BYD, rival de CATL en la carrera por la producción de baterías, también está construyendo una planta de 24 GWh en Qinghai, esperando empezar a producir en 2019. BYD espera que su capacidad total llegue a los 28 GWh este año y alcance hasta los 60 en 2020.

Por si fuera poco, los surcoreanos también aumentarán su producción. LG Chem, por ejemplo, aumentará su capacidad desde los 18 GWh este año hasta los 90 en 2020, un incremento realmente importante. Samsun SDI, por su parte, seguirá aumentando su capacidad a medida que siga aumentando su demanda. 

Con todo, el aumento de la capacidad producida, explotada gracias a estos grandes fabricantes y muchos otros que florecen en China, han hecho que el precio de las baterías de iones de litio baje un 7%. La reducción, sin embargo, se queda lejos del 14% previsto para este año. Los expertos esperan que esta situación a la baja no dure mucho y, cuando la demanda supere a la oferta, esperan que suba. De momento, este año se espera que la capacidad total producida en el mundo sea de 198 GWh y que, a finales de 2020, se alcancen los 346 GWh, la mayoría procedente de China.

Conversaciones: