Híbridos y Eléctricos

MÁS DE 2.000 MILLONES PARA I+D

ZF sigue creciendo gracias a la tecnología híbrida enchufable

El nuevo jefe de ZF Friedrichshafen, Wolf-Henning Scheider, tiene grandes esperanzas en su transmisión híbrida enchufable que ya provee a varias grandes marcas.

ZF sigue creciendo gracias a la tecnología híbrida enchufable.
ZF sigue creciendo gracias a la tecnología híbrida enchufable.

El grupo ZF ha confirmado que seguirá apostando fuerte por el coche eléctrico con grandes inversiones en investigación y desarrollo de tecnologías eléctricas y autónomas. La inversión de ZF Friedrichshafen, después de adquirir la norteamericana TRW, se mantendrá en niveles elevados después de que sus beneficio antes de impuestos (EBITDA) se haya visto incrementado en 4,5 puntos en 2017.

Los 2.300 millones de euros cosechados por la compañía se deben, principalmente, al impulso positivo que han recibido las venta de transmisiones híbridas para automóviles. El año pasado, el proveedor de componentes alemán gastó 2.200 millones de euros en I+D, lo que supone un aumento de casi el 15 por ciento en comparación con 2016.

"Este año se destinarán más de 2.000 millones a investigación y desarrollo en todo el mundo, con el objetivo de impulsar los motores eléctricos y la tecnología de transmisión híbrida, así como los sistemas de seguridad y la conducción autónoma", dijo ZF mediante comunicado. La empresa auxiliar alemana ha anunciado la construcción de dos nuevas fábricas especializadas en los componentes de la transmisión de los coches híbridos y eléctricos.

2010_bmw_activehybrid_7_23_1024x768

Transmisión híbrida de ZF para el BMW ActiveHybrid 7.

En 2017, las ventas del grupo aumentaron un 3,6 por ciento, hasta alcanzar 36.400 millones de euros. Para finales de 2018, ZF espera conseguir unas ventas de alrededor de 36.500 millones de euros. Gracias a estos resultados, ZF ha sido capaz de reducir la deuda bruta a 6.400 millones de euros, prácticamente la mitad de la deuda original en el momento que adquirió TRW.

Wolf-Henning Scheider, quien asumió el cargo como CEO del proveedor alemán el pasado 1 de febrero, no quiere perder el tiempo y se ha propuesto aprovechar la amplia y diversa cartera de productos de ZF. "Nadie más tiene lo que tenemos", dijo Scheider sobre la compañía que produce desde tecnología de transmisión y chasis hasta soluciones de seguridad activa y pasiva.

La gran importancia del híbrido enchufable

Scheider, de 55 años, reemplazó al director financiero Konstantin Sauer, CEO interino de ZF después de la salida de Stefan Sommer en diciembre. Después de solucionar los importantes desacuerdos que se habían originado en la sala de juntas sobre la estrategia de expansión de la compañía alemana, Scheider aseguró en declaraciones a Automotive News Europe que ZF va en la dirección correcta.

El ejecutivo es particularmente optimista sobre el futuro de ZF en el segmento de los automóviles híbrido enchufables, donde se ha afianzado como proveedor de los principales fabricantes alemanes. La compañía ya suministra una transmisión híbrida enchufable, basada en su caja de cambios automática de ocho velocidades, a Audi, BMW y Volkswagen.

"La tecnología híbrida enchufable será muy importante para los próximos 10 a 20 años", dijo Scheider a los periodistas en Friedrichshafen, en la víspera de la conferencia anual de resultados financieros de la compañía. El directivo prevé que ZF duplicará consistentemente su capacidad de producción de componentes eléctricos en los próximos años.

Durante el CES 2018, ZF reveló el superordenador ProAI, que permite un mayor procesamiento de datos para vehículos autónomos de hasta nivel 5, lo que supone una conducción completamente autónoma y sin necesidad de supervisión por parte del conductor. El superordenador combina datos de sensores y actúa como cerebro del vehículo autónomo para tomar rápidamente las decisiones acertadas ante cualquier imprevisto durante la conducción automatizada.

Conversaciones: