Híbridos y Eléctricos

69.000 COCHES LLAMADOS A REVISIÓN

800 millones de dólares para reparar el problema de seguridad del Chevrolet Bolt

Hace unos días informábamos de los problemas surgidos con el Chevrolet Bolt. Sin razón aparente diferentes unidades del pequeño eléctrico acabaron presa de las llamas. La marca ha encontrado solución al problema, aunque no le saldrá barato.

chevrolet-bolt-ev_03
800 millones de dólares para reparar el problema de seguridad del Chevrolet Bolt

Chevrolet sigue acumulando problemas e inconvenientes con el pequeño Bolt. Semanas atrás diversas unidades del eléctrico acabaron pasto del fuego sin razones aparentes. En un principio no había motivos suficientes para que cundiera el pánico, sin embargo, los casos empezaron a repetirse por todo Estados Unidos, y fue entonces cuando se vio que había un defecto de fabricación importante en la batería.

Tal ha sido el revuelo generado que la propia NHTSA, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico, declaró una alarma en todo el territorio, animando a los propietarios de un Chevrolet Bolt a tomar ciertas medidas de seguridad a la espera de descubrir el problema. Esos consejos suponían no aparcar cerca de zonas residenciales o en garajes cerrados y no dejar el coche cargando por la noche y sin vigilancia.

Finalmente, Chevrolet cree haber descubierto el problema en los Bolt de entre 2017 y 2019, los únicos que parecen estar afectados por el fallo. Así que la marca americana no ha tenido más remedio que realizar una llamada de seguridad para una cifra aproximada de 69.000 unidades. Todas ellas deberán pasar por los talleres oficiales de la marca para subsanar el problema y poner fin a las inseguridades y a los fuegos espontáneos.

chevrolet-bolt-ev_04

Toma de carga del Chevrolet Bolt eléctrico.

Esta jugada no le va a salir nada barata a la empresa. En los últimos análisis de resultados salió a la luz el coste total de la operación, fijado en nada más y nada menos que unos 800 millones de dólares, es decir, unos 677 millones de euros. Si tenemos en cuenta que son 69.000 Chevrolet Bolt los que están citados a pasar por el taller, el resultado es de 11.594 dólares por cada unidad, unos 9.800 euros por coche reparado.

Teniendo en cuenta esas cifras, todo parece indicar que el fabricante cambiará por completo las baterías de los Bolt afectados entre 2017 y 2019. Un paquete de baterías de 66 kWh que se suma a la mano de obra y a todos los trabajos complementarios que tendrá que sufrir cada coche en el taller. Estamos hablando de una de las llamadas a revisión más caras de la historia, aunque no la más cara.

Hace no mucho tiempo este mismo problema lo sufrió en sus carnes Hyundai, la cual se vio obligada a retirar y reparar las baterías de algunos de sus coches eléctricos, fabricadas por LG Chem, igual que ahora. En ese caso el coste total de las reparaciones ascendió a más de 900 millones de dólares, aunque en ese caso el coste por vehículo fue sensiblemente menor ya que eran más las unidades llamadas a taller.

La parte positiva es que cada cliente tendrá la ganancia de contar con una batería completamente nueva para su Chevrolet Bolt. De todos modos, no creemos que todo esto ayude en absoluto a mejorar la imagen del pequeño eléctrico. En Estados Unidos sus ventas llevan tiempo cayendo en picado, mientras que en otros mercados permanecen estables, aunque es pronto para determinar cómo le ha afectado este problema de seguridad.

Conversaciones: