Híbridos y Eléctricos

PLANTA DE INGOLSTADT

Audi encuentra una segunda vida para las baterías de sus coches eléctricos

Audi está dando una segunda vida a las baterías de sus vehículos eléctricos en la maquinaria de transporte que utiliza en su fábrica de Ingolstadt, sustituyendo las antiguas baterías de plomo-ácido.

Los vehículos eléctricos de trabajo de Ingolstadt ya están recibiendo las baterías de los coches eléctricos de Audi.
Los vehículos eléctricos de trabajo de Ingolstadt ya están recibiendo las baterías de los coches eléctricos de Audi.

Audi ha encontrado en su planta de Ingolstadt una forma de reutilizar las baterías de sus coches eléctricos para darles una segunda vida. Una vez que ya no pueden cumplir su función a bordo del e-tron, del A3 e-tron o del Q7 e-tron, estas baterías pueden seguir utilizándose en carretillas elevadoras y tractores para remoque de la fábrica, aprovechando los tiempos de inactividad para proceder a su recarga.

Como todos los fabricantes, Audi está obligado por ley a reutilizar o reciclar las baterías de sus vehículos eléctricos una vez que son retirados de los automóviles. Tanto en el periodo de garantía, en el que el cliente tiene derecho a recibir una nueva, como en el final de su vida útil en el coche, las baterías conservan una capacidad de carga que permite que ser utilizadas para otros usos.

Los vehículos eléctricos que se utilizan en la fábrica de Ingolstadt para las labores de transporte de equipos y componentes, como son las carretillas elevadoras y los tractores de remolque, reciben su energía de unas baterías de plomo-ácido, de más de dos toneladas de peso, que han de ser retiradas y conectadas a una estación de carga durante varias horas. Sin embargo, las baterías de litio permiten ser recargadas en el propio vehículo, en el mismo lugar en el que se estacionan durante los tiempos de inactividad. Según Audi, el cambio de las baterías de sus vehículos de fábrica en las 16 instalaciones de producción supondría un ahorro de millones de euros.

Un equipo de interdisciplinario de las áreas de producción, logística y desarrollo ha investigado durante dos años cómo reutilizar las baterías de los vehículos de prueba del Audi e-tron y de modelos híbridos enchufables como el Audi A3 e-tron y el Audi Q7 e-tron. Durante las fases de prueba ya se ha demostrado que la capacidad de carga restante en las baterías después de su uso en sus automóviles eléctricos es suficiente para las necesidades de los vehículos de fábrica. Actualmente se están probando los primeros vehículos convertidos en los trabajos de producción diaria, mejorando su manejabilidad al reducir considerablemente su peso. Así ahora permiten, por ejemplo, ascender rampas manteniendo la velocidad y reducir los tiempos muertos dedicados a las recargas.

Audi tests factory vehicles powered by used lithium-ion batteries from electric cars. After the batteries have been taken back, they can continue to be used sensibly and sustainably.

Con las baterías de litio los vehículos pueden ser recargados durante los periodos de inactividad en el propio estacionamiento del vehículo.

La batería del Audi e-tron, que consta de 36 módulos individuales, tiene una forma rectangular y plana, para poder ser ubicada bajo el habitáculo. Una vez extraída del coche, cada uno de los módulos es revisado y verificado. Estos módulos se reempaquetan en una nueva batería de 24 módulos, con las mismas dimensiones que las antiguas baterías de plomo-ácido, por lo que no es necesario cambiar los vehículos, reduciendo el coste de inversión del proceso. Con el tiempo, serán los propios empleados los que se encarguen del ensamblaje de estas baterías.

Según Peter Kössler, miembro del Consejo de Administración para la Producción y Logística de Audi, “Cada batería de iones de litio representa un alto consumo de energía y recursos valiosos que deben utilizarse de la mejor manera posible”. La estrategia en movilidad eléctrica de Audi “ha de tener un carácter sostenible” y por ello este proyecto de reutilización de baterías muestra el camino a seguir en un futuro. Audi estudia actualmente el uso de estos módulos en contenedores de carga móviles o en sistemas estacionarios de almacenamiento de energía. Paralelamente, está desarrollando procesos de reciclaje de los materiales que forman las baterías, para ser reutilizados de nuevo en el proceso de fabricación.

Conversaciones: