Híbridos y Eléctricos

VERSIÓN ADAPTADA AL MERCADO EUROPEO

Renault lanzará en Europa el City K-ZE, su coche eléctrico chino, y tiene mucho sentido para Dacia

El jefe de vehículos eléctricos de Renault, Gilles Normand, ha confirmado que llegará a Europa una "versión especial" del Renault City K-ZE chino.

Renault lanzará en Europa el City K-ZE, su coche eléctrico chino, y tiene mucho sentido para Dacia
Renault lanzará en Europa el City K-ZE, su coche eléctrico chino, y tiene mucho sentido para Dacia

En unas recientes declaraciones a los compañeros de Autocar, el jefe de vehículos eléctricos de Renault, Gilles Normand, ha confirmado la llegada a Europa del Renault City K-ZE, el coche eléctrico asequible que la compañía francesa comercializa exclusivamente en China. Concretamente, Normand se refirió a una «versión especial» del modelo, que no es otra cosa que una versión convenientemente adaptada al mercado europeo en cuanto a estándares de seguridad y, quizá, mejor autonomía.

El Renault City K-ZE es un coche eléctrico pequeño, de 3,73 metros de longitud y carrocería tipo SUV, con un maletero de 300 litros, que en China se vende desde unos 15.000 euros (antes de ayudas e incentivos) al cambio actual. Se trata de un coche austero, con un objetivo claro de ofrecer un coche eléctrico a bajo precio, aunque no por ello deja de ofrecer un diseño moderno y atractivo.

Para conseguir mantener su precio a un nivel contenido, las prestaciones obviamente se ven afectadas y el City K-ZE ofrece unas cifras bastante escuetas. El motor eléctrico tiene solamente 45 caballos de potencia y la batería tiene una capacidad de 26,8 kWh (prácticamente la mitad que el nuevo Renault ZOE 2020) que le confiere una autonomía de 250 kilómetros en ciclo NEDC.

No obstante, esa «versión especial» a la que se refería el máximo responsable de eléctricos de Renault podría significar una pequeña mejora en la autonomía, si bien el directivo francés señaló que la necesidad de una autonomía mayor «no es tan importante» al tratarse de un coche con enfoque urbano. Sí es de esperar que tenga cambios a nivel de seguridad para adaptarse a las normativas europeas, y quizá algunas diferencias en cuanto a equipamiento.

Dacia necesita un coche eléctrico para reducir sus emisiones

Lo que Renault no ha confirmado ni desmentido es si este coche eléctrico de bajo coste se venderá en Europa con la marca del rombo o bajo la marca Dacia. Pero ya os podemos asegurar que lo más probable, de hecho, es que acabe siendo un Dacia, y hay dos razones de peso para ello.

Por un lado, el concepto de este coche encaja perfectamente tanto en la gama de Dacia como en su filosofía low-cost. Es razonable pensar en un precio en torno a 12.000 euros y bastará homologarlo en Europa, sin tener que desarrollar un modelo nuevo o diferente, para que Dacia pueda venderlo como coche eléctrico sin emisiones locales.

Y ahí precisamente está el gran quid de la cuestión: las emisiones contaminantes de la gama. Dacia no tiene actualmente ningún modelo electrificado, por lo que le resultará muy complicado cumplir con el límite de 95 g/km de CO2 fijado por la Unión Europea si no incorpora pronto un modelo eléctrico. Con la llegada del City K-ZE a Europa, Dacia tendría un modelo sin emisiones locales que ayudaría considerablemente a reducir la cifra de CO2 emitida por su gama. Algo a lo que podría contribuir también el Sandero de próxima generación con un Sandero híbrido, aprovechándose de la plataforma CMF-B del Clio V y su misma arquitectura híbrida.

Conversaciones: