Híbridos y Eléctricos

A FINALES DE 2022

Tesla deja de vender el Model S y el Model X: ¿cómo afecta a la compañía?

Tesla ha decidido eliminar a los dos modelos de su catálogo de productos fuera de América, retrasando las entregas más de un año.

FOTO-Portada (35)
Si has pedido un Tesla Model S o un Model X, te tocará esperar un año

Las últimas cifras de ventas han desvelado que los Tesla Model S y Tesla Model X son completamente residuales con respecto a las conseguidas por los modelos más pequeños y económicos de la compañía. Por ese motivo, Tesla ha decidido rescindir las entregas fuera de Estados Unidos. La excusa que esgrime la compañía es que dicha maniobra la realizan para adelantar la llegada de sus coches, pero lo que no dice es que acumulan importantes retrasos en las entregas.

Los Model X y Model S se actualizaron a principios de año. En ese momento se tomó la decisión de detener la producción a la espera de lanzar las versiones nuevas, maniobra que tardó más de lo debido. A principios de verano el retraso podía ser superior a los tres meses, y desde entonces la situación no ha mejorado mucho. Ante esta perspectiva de retrasos con las entregas, Tesla ha optado por la drástica decisión de priorizar el mercado americano, postergando los pedidos de fuera de sus fronteras.

Los clientes que habían pedido alguno de los dos modelos en cuestión han recibido una carta que les informa de las operaciones de la compañía. En la misiva se especifica tal eventualidad: “A medida que aumentamos la producción, los tiempos de lanzamiento para los mercados fuera de América del Norte se han retrasado”. Unas pocas líneas más abajo informan que esas entregas fuera de Estados Unidos no comenzarán hasta finales de 2022.

Tesla Model X

Tesla Model X.

No solo los pedidos ya realizados sufren un retraso de más de 12 meses, sino que Tesla ha dejado de aceptar pedidos de los dos modelos. Durante los próximos meses será imposible hacerse con un Model S o con un Model X. Las unidades que se pongan a la venta serán las correspondientes a los mercados secundarios y modelos anteriores al lavado de cara aplicado a principios de este mismo año. Una decisión estratégica algo controvertida que tampoco afectará mucho a las cifras de la empresa.

En el último análisis de resultados publicado por los de Austin, datos correspondientes al tercer trimestre del año, las ventas de Model X y Model S eran completamente residuales. De las 241.300 entregas realizadas en un periodo de tres meses, solo 9.275 correspondieron a la gran berlina y al gigantesco SUV. Repetimos que en un plazo trimestral donde Tesla ya debería tener a pleno rendimiento la producción y entrega de unidades actualizadas.

La flota de Tesla tan solo es de cuatro modelos claramente definidos. El lanzamiento de los Tesla Model 3 y Tesla Model Y ha supuesto un gran paso de gigante para la explosión comercial de la compañía. Sin embargo, esos dos únicos modelos son los que van a estar tirando del carro durante el próximo año. Aunque la pérdida no es muy importante a nivel de pedidos, no es una buena imagen para una empresa tan pequeña el hecho de retrasar de semejante manera las peticiones de sus clientes.

Conversaciones: