Híbridos y Eléctricos

ACTUALIZACIÓN 2022.4

Tesla vuelve a permitir configurar la frenada regenerativa en una nueva actualización

En 2020 los de Austin eliminaron la regulación de la frenada regenerativa, gracias a una nueva actualización la modalidad estaría llegando con un nuevo software.

Tesla Model 3.
Tesla vuelve a permitir configurar la frenada regenerativa.

Los eléctricos tienen muchas virtudes frente a un coche térmico. Una de las mejores es la frenada regenerativa. Aunque cuesta un poco acostumbrarse a ello, permite que el conductor pueda ampliar la eficiencia del sistema mediante su regulación. Hace unos años Tesla decidió eliminar de sus coches la regulación de la frenada regenerativa, aunque ahora, gracias a una nueva actualización de software, parece traerla de vuelta en todos los modelos.

La frenada regenerativa permite que al levantar el pedal del acelerador el coche vaya decelerando de forma más o menos agresiva a la vez que recupera energía y extendiendo la autonomía lo máximo posible. En la actualidad, los fabricantes emplean muchos sistemas diferentes para que el conductor pueda jugar con los modos. Lo más habitual es mediante las levas tras el volante. Clásicas palancas a modo de cambio que ofrecen un tacto más o menos enérgico.

Tesla siempre ha sido partidaria de contar con este sistema pues considera que aumenta la autonomía de la batería. El sistema se muestra especialmente útil en momentos de tráfico denso o en recorridos urbanos, donde al levantar el pedal del acelerador podremos decelerar de forma progresiva mientras recargamos la batería. En algunos modelos existe la funcionalidad de pedal único. Un formato más agresivo que no requiere ni pisar el pedal del freno para detener el coche.

FOTO-Portada

Menú de configuración de aspectos relativos a la conducción de Tesla.

Sí que es cierto que otros fabricantes deciden no poner ninguna forma de regulación pues consideran que facilita la usabilidad por parte del conductor. Sí que es cierto que la frenada regenerativa requiere de cierta pericia y práctica para sacarle todo el jugo, pero una vez aprendidas ciertas normas, resulta de lo más práctico y sencillo su uso. De hecho, muchos expertos consideran que es prácticamente obligatoria su incorporación en los coches eléctricos o híbridos enchufables.

A pesar de todas las virtudes que muestra, en 2020 Tesla decidió eliminar la personalización de la frenada regenerativa en sus nuevos modelos. Con la intención de hacer más sencilla la conducción, los antiguos modos de Low y Standard desaparecieron, quedándose únicamente el modo standard. Esto se acompañó de un programa automático mediante el radar de proximidad para cuando se circula con el AutoPilot conectado, que en ese caso es el coche por sí solo el que gradúa la frenada.

La actualización 2022.4 que Tesla está implementando permitirá a los usuarios poder regular la regeneración al levantar el pedal del acelerador, por lo que deberían lograrse mejores datos de consumo y autonomía. La actualización ha sido lanzada hace poco, y por el momento son pocos los coches que disfrutan de ella. Con el paso de los días y las semanas se espera que toda la flota de coches la tengan. Como siempre, la activación se realizará de forma manual a través de la pantalla central.

Conversaciones: