Híbridos y Eléctricos

EL 23 DE OCTUBRE EN TOKIO

Mazda confirma que presentará su primer coche eléctrico en el Salón de Tokio

Mazda ha confirmado la presentación de su primer modelo 100% eléctrico el 23 de octubre en el Salón de Tokio, “un modelo totalmente nuevo” basado en la nueva generación de que inauguró el Mazda 3 a principios de año.

Mazda presentará su primer coche eléctrico en el Salón de Tokio
Mazda presentará su primer coche eléctrico en el Salón de Tokio.

Mazda ha confirmado la presentación de su primer coche 100% eléctrico en el próximo Salón del Automóvil de Tokio, que arrancará el próximo 23 de octubre. Según indica el fabricante japonés este será el tercero de los modelos de su nueva generación que inauguró a comienzos de año el Mazda 3. Aunque oficialmente Mazda no ha añadido ninguna información, algunos medios ya han podido probar el prototipo eléctrico que el fabricante ha estado probando en Noruega. Se trata de un SUV eléctrico montado sobre la carrocería del CX-30 que, además, dispondrá de una versión equipada con un motor rotativo, seña de identidad de la marca, que servirá como extensor de autonomía.

Según las primeras informaciones oficiales de la marca, se trata de “un modelo totalmente nuevo”, del que Mazda no ha ofrecido por ahora ningún dato oficial, que reserva para su cita con los medios en el Salón de Tokio el próximo 23 de octubre a las 11:20.

Meses atrás, Akira Marumoto, CEO de Mazda, desveló su estrategia para reducir su tasa de emisiones de CO2 en Europa y cumplir con los estrictos estándares de emisiones, que en 2021, obligarán a alcanzar un promedio de 95 gramos de CO2 por kilómetro entre todos los modelos que componen su gama. Según los cálculos de JATO Dynamics las emisiones promedio de la flota actual de Mazda es de 135,2 g de CO2 por kilómetro, lo que obliga a Mazda a disponer de un vehículo 100% eléctrico en el mercado europeo en 2020, que cubre con el modelo que está a punto de presentar.

Prototipo de prueba del Mazda CX-30 eléctrico

Muy probablemente, las características técnicas de este modelo serán las del prototipo que algunos medios de prensa internacionales han podido probar. Su tren motriz estaría formado por un único motor eléctrico de 103 kW (138 CV) de potencia y 265 Nm de par motor acoplado a las ruedas delanteras y alimentado por una batería de 35,5 kWh de capacidad. De la recarga vinculada o de oportunidad a baja potencia se encarga un cargador de a bordo de 6,6 kW. Además, contará con recarga rápida bajo el estándar CCS a una potencia máxima de 50 kW.

Su autonomía estimada rondará los 250 kilómetros bajo la homologación del ciclo WLTP. Si bien este rango lo sitúa un paso por detrás de la competencia, que ya sobrepasa en muchas ocasiones los 400 kilómetros, Mazda asegura que el 95% de sus clientes objetivo no recorren más de 100 kilómetros cada día, por lo que con este vehículo quedarían cubiertos todos estos desplazamientos. Para los que necesiten más, existirá la opción de incluir un motor rotativo que servirá como generador de energía para cargar la batería.

Motor rotativo y autonomía extendida

Hasta ahora, Mazda había expresado su intención de electrificar sus vehículos implementando sus motores rotativos de combustión como extensores de rango para sus eléctricos. Este desarrollo se hará realidad para aquellos que necesiten más autonomía de la que ofrecerá el modelo 100% eléctrico. Esta contará con un extensor de autonomía que será un motor rotativo de gasolina (el nuevo Skyactiv-R) que solo generará electricidad para cargar la batería y no irá acoplado a las ruedas que actuará como generador de energía. Ligero, compacto y silencioso, este motor se monta horizontalmente y se integra fácilmente en la plataforma del coche sin quitarle espacio al resto de componentes, al habitáculo o al maletero.

motor-rotativo-mazda-extensor-autonomia

A este premier modelo le seguirán varios modelos híbridos enchufables en 2021 y 2022, que podrían funcionar también como eléctricos de autonomía extendida todos ellos montados sobre una misma plataforma que admite toda clase de trenes de tracción electrificados, híbridos completos, híbridos enchufables y eléctricos de autonomía extendida.

Sin olvidar la combustión

Esta estrategia no quiere decir que Mazda renuncie a los motores de combustión. Su tecnología SkyActiv-X de mezcla pobre y alto rendimiento, combina el elevado régimen de los motores de gasolina con la eficiencia y el consumo de un diésel, lo que le asegura un mejor rendimiento y unas emisiones de menos de 100 gramos de CO2 por km. Marumoto asegura además que un motor diésel acoplado a uno eléctrico es el apropiado para un SUV y para grandes sedanes.

Conversaciones: